Fomentar el debate en el aula puede mejorar los resultados académicos

Fomentar el debate en el aula puede mejorar los resultados académicos

Ayudar a los niños a pensar, organizar la ideas en su cabeza y expresarlas en discursos frente a otros alumnos puede mejorar su rendimiento académico. Así lo pone de manifiesto un reciente estudio de la EFF (Education Endowment Foundation) que indica que promocionar en pensamiento razonado y el debate en el aula puede aumentar los resultados en lengua, matemáticas y ciencias.

El aprendizaje deliberativo -basado en discurrir, discutir y debatir- puede desarrollar el pensamiento general de los niños y potenciar las habilidades de aprendizaje, en lugar de quedemos en el exclusivo conocimiento de la materia que se imparte.

¿Cómo introducir el debate en el aula?

aprendizaje deliberativo en el aula

  • Entorno adecuado. Uno de los ejes sobre los que gira el aprendizaje deliberativo es crear una atmósfera propicia en la clase. Es un modo diferente de aprender que puede resultar interesante e incluso divertido a los alumnos. Es un sistema en el que se sienten partícipes de lo que aprenden.
  • La escucha activa. Es importante que todos participen pero, tanto como eso, lo es que sepan escuchar las ideas y opiniones de los demás para, si lo consideran, poder rebatir aquello que dicen sus compañeros.
  • El respeto. Tenemos que mostrar a los niños que todas las valoraciones y opiniones son igual de respetables. Todos tienen que ser escuchados y valorados por igual.

¿Qué favorece este método?

aprendizaje deliberativo en las escuelas

  • Entre los beneficios que puede tener introducir está educación en la escuela está crear un pensamiento crítico. Los niños miran, comprenden y expresan lo aprendido; además de hacerse eco de las dudas que pueda generarse. Los alumnos preguntan, cuestionan todo lo que les rodea y, de este modo, se genera una forma crítica de abrirse al mundo.
  • Mejora del lenguaje. Traducir los pensamientos sobre la materia que se aborda a palabras ayuda a los niños a mejorar su capacidad de comunicación y el lenguaje. Además, potenciamos que aprendan a condensar sus pensamientos para transmitir al resto los conceptos que, realmente, son importantes.
  • Habilidad de adaptación. En este método todos los alumnos participan de un aprendizaje activo al aparecer diferentes ideas y puntos de vista sobre el objeto de estudio. Es por ello que, a medida que surgen nuevas perspectivas, los niños tiene que aprender a variar sus posiciones iniciales para adaptarse a lo nuevo que están aprendiendo.

El aprendizaje deliberativo se ha estudiado 2.500 niños de 9 y 10 años de Estados Unidos donde los profesores han trabajado con preguntas abiertas en las que se anima a los estudiantes a no solo dar una respuesta sino razonar aquello que dicen. El resultado fue que los niños participantes mejoraron los resultados en lenguaje y ciencia frente a aquellos grupos iguales que no participaron en el estudio base.

Si te interesan las novedades educativas que hay en las aulas no dejes de leer la escuela de los años 80 versus la escuela de hoy.

Ver más: Vuelta al cole

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *