© 2017. Andrés Pérez Rodriguez

    La cocina está de moda, y no solo entre los adultos. Cada vez son más los pequeños de la casa quienes se interesan y aficionan por este arte. Cocinar y elaborar recetas con ellos ayuda en el desarrollo de su aprendizaje y capacidades. Además, pasar tiempo en familia cocinando hará que se familiarice con todo tipo de alimentos sanos, como frutas, cereales, lácteos o  verduras.

    Puesto que la correcta alimentación es un factor fundamental para el desarrollo del niño, la manipulación de dichos ingredientes hará que pierda el miedo a probarlos e incluirlos en su dieta. Está demostrado que inculcar desde pequeños unos buenos hábitos alimenticios, ayudará a prevenir futuras enfermedades como la obesidad o la diabetes.

    cocinar en familiaFoto: Work and Life

    La cocina sana, mucho más de lo que parece

    Otro beneficio fundamental es que, sin darse cuenta, practicarán la lectura e incluso principios matemáticos a la hora de enfrentarse a las distintas recetas, controlando cantidades y medidas, siguiendo así una serie de pautas para elaborar riquísimas comidas. Los niños, de una forma divertida, aprenderán a organizarse implicándose en la actividad.

    Tampoco olvidemos que manipulando diferentes ingredientes desarrollarán su motricidad y coordinación, también muy importantes en su desarrollo. De esta forma, a través de actividades motoras, ayudamos al niño a adquirir una autonomía creciente en sus movimientos.

    Además, es una oportunidad perfecta para estrechar lazos en familia, planear comidas y compartir momentos deliciosos fortaleciendo la relación con tus hijos, desarrollando su confianza y autoestima.

    Descárgate aquí más recetas: http://salasinfantilesomniocio.blogspot.com.es/p/recetas.html
    En colaboración con WorkandLife

    Guardar

    También te puede interesar:

    ¿Qué opinas? Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *