De vacaciones sin gluten

Pensar en vacaciones para los celíacos no solo es pensar en tiempo libre, amigos y salidas porque muchas veces estas salidas suponen más una preocupación que un momento de relax. Es frecuente que las personas celíacas sean reticentes a ir a restaurantes u hoteles, ya que el hecho de tener que comer fuera de casa les crea temor e incertidumbre.

La demanda de menús sin gluten cada vez es mayor, tanto por parte de las personas celíacas, como por parte de las asociaciones, los restaurantes y los hoteles. Aún así no es fácil encontrar un restaurante que sirva alimentos tan comunes como pasta, pizza, croquetas… sin gluten. Aunque cada vez son más los que ofrecen opciones seguras y, por tanto, no debería ser un problema comer o cenar fuera para un celíaco. Es cuestión de buscar, programar la salida, tener en cuenta estos locales e informarse -e informar al restaurante- antes de pedir el plato

Os queremos facilitar el listado elaborado por la Asociación de Celíacos de Madrid referente a establecimientos que tienen previstos menús sin gluten, incluso de cruceros.

Consejos para comer fuera

Si viajáis y os alojáis en un hotel o coméis en un restaurante que no conozcáis, os dejamos estos consejos para así comer con los mínimos riesgos:

  • Antes de todo indica en el lugar que eres celíaco.
  • Explica lo que puedes y no puedes tomar.
  • Pregunta al camarero o al encargado del restaurante por los ingredientes de los platos que sirven y por la forma de cocinar. Un plato sin gluten debe estar cocinado (lugar, utensilios e ingredientes) sin contaminar.
  • No te aventures a pedir platos que conllevan riegos: guisos, salsas, sopas, embutidos, etc.
  • Si tu hijo es celíaco y te preocupa el desayuno o la merienda sal de casa los productos habituales que le gusten (pan, galletas…) por si no encontráis nada que os guste o que sea seguro.
  • Si viajas al extranjero, ten previsto un listado de las palabras traducidas para así poder pedir en el idioma del país y así te sea sencillo explicar lo que puedes y no puedes comer.
  • Si vas a permanecer un largo periodo en un país extranjero, puedes contactar con la asociación de celíacos del país.
  • Si vas a compartir casa con amigos divide la cocina y el espacio de almacenamiento en dos, uno de ellos debe estar libre de gluten. Puedes señalizarlo con carteles para recordar en todo momento la idea de separar espacios.
  • El celíaco debe llevar siempre su propia botella de agua y no debe compartirla con nadie.

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *