10 Alimentos que provocan habitualmente atragantamientos infantiles

10 Alimentos que provocan habitualmente atragantamientos infantiles

Uno de los riesgos que más tememos los padres es que nuestro hijo se atragante con algún alimento. Sus vías respiratorias son más pequeñas que las de los adultos y sus dientes no están preparados para la masticación. Todavía no tienen el reflejo de deglución. Nuestros hijos se pueden tragar objetos tan raros como una moneda o una pila de botón pero también se pueden atragantar con los alimentos.

“Es necesario transmitir la importancia del problema y también algunos consejos básicos: evitar que los niños coman, jueguen, anden o lloren con objetos en su boca; evitar que los niños jueguen con objetos pequeños (botones, tornillos, fichas…) o fácilmente desmontables, así como con globos y guantes de látex (los globos son un riesgo particular en los más pequeños ya que pueden morder el globo inflado y aspirar los fragmentos mientras se asustan de su rotura). Hay que dar a los niños alimentos adecuados a su edad evitando la administración de frutos secos a los menores de 4 o 5 años; enseñar a los niños a masticar despacio y correctamente, evitando que se rían y hablen cuando comen”, señalan para evitar estas desagradables situaciones en el estudio Cuerpos extraños en la vía respiratoria publicado por la Aeped.

Algunos alimentos son una causa habitual de atragantamiento en niños como los frutos secos, el pescado, los caramelos duros, las uvas, las manzanas o las palomitas de maíz. Incluso cualquier alimento puede suponer un peligro si no se toma en el tamaño adecuado. Evita porciones grandes que no puedan pasar por la garganta de un niño.

Alimentos que provocan atragantamientos

Algunos alimentos son una causa habitual de atragantamiento en niños como los frutos secos, el pescado, los caramelos duros, las uvas, las manzanas o las palomitas de maíz. Incluso cualquier alimento puede suponer un peligro si no se toma en el tamaño adecuado. Evita porciones grandes que no puedan pasar por la garganta de un niño. Los padres tenemos que actuar con rapidez y acudir a urgencias cuando sea necesario. Os vamos a hablar de 10 alimentos que son los responsables de numerosos atragantamientos infantiles. ¡Algunos de ellos os sorprenderán!

Las palomitas de maíz suponen riesgo atragantamiento infantil

1. Palomitas de maíz

A nuestros hijos les encanta tomar palomitas de maíz cuando vamos al cine o cuando se sientan ante la televisión. Pero para los niños muy pequeños puede resultar peligroso. Si una palomita se queda alojada en la tráquea y no le deja respirar. La mejor es que los bebés no las tomen y extremar la preocupación con niños menores de 4 años que es cuando más se producen estos atragantamientos.

2. Caramelos duros y chicles

Otro capricho dulce muy peligroso son los caramelos duros como las piruletas y los chupa chups. El problema es que al tragarlos enteros pueden crear un tapón en la vía aérea de los pequeños. También los caramelos blandos pueden suponer un riesgo para nuestros hijos si se los tragan enteros. Incluso las nubes suelen pegarse a las vías respiratorias y se pueden convertir en causa de atragantamiento. En a los chicles el problema es que se peguen en las vías respiratorias y sea complicado desplazarlos o extraerlos.

3. Perritos calientes

Aunque os parezca raro los perritos calientes son también muy peligrosos para los niños. Como algunos juguetes las salchichas son cilíndrica y del tamaño de las vías respiratorias. Se pueden comprimir y atascar la faringe de nuestros hijos. Siempre que coman un perrito caliente tenemos que estar atentos.

Los caramelos pueden ser causa de atragantamiento4. Frutos secos

Todos los frutos secos son potencialmente peligrosos para nuestros hijos por el riesgo que suponen de atragantamiento. Los cacahuetes representan un porcentaje muy elevado de estos casos al igual que las almendras, los pistachos y las avellanas. También semillas como las clásicas pipas son causa de hospitalización por atragantamiento en muchas ocasiones.

5. Uvas y manzanas

Una de las frutas más peligrosas son las uvas. Su forma redondeada favorece que los niños se atraganten con ellas. Evitarlas cuando son muy pequeños es la mejor opción. Las manzanas también son una de las causas más habituales de atragantamiento en niños. Tienen la piel dura y para muchos niños es complicado masticarlas y tragarlas.

6. Con hueso

Alimentos de tamaño pequeño con hueso como las cerezas y las aceitunas pueden ser causa de atragantamiento y ahogamiento. Las cerezas les encantan a los niños pero sus huesos redondos suponen un gran riesgo para los más pequeños.

Las manzanas pueden causar atragantamiento infantil7. El pescado

Si queremos que nuestro hijo coma pescado sin riesgos, tenemos que eliminar siempre las espinas antes de ofrecérselo. El pescado es un alimento básico de la dieta infantil pero hay prestar mucha atención a las espinas en casa y en los colegios.

8. Zanahorias crudas

Darle una zanahoria fresquita a nuestro bebé cuando le están saliendo los dientes no es una buena idea. Tenemos que meterla en una red especial para que las muerdan los bebés o simplemente no dársela. Igual que con la manzana su dureza puede provocar que tomen trozos grandes y se atraganten.

9. Jamón serrano

A muchos de nuestros hijos les encanta el jamón serrano pero debemos tener cuidado porque provoca ahogamientos en los niños. Tenemos que dárselo sin grasa alguna y en trozos pequeñitos. Un alimento muy completo que seguro que les encanta.

10. Galletas

Cuando todavía no tienen toda la dentición debemos tener cuidado si les damos galletas a nuestros hijos. Sobre todo con las galletas duras que puedan absorber la saliva del pequeño. Una buena idea es ofrecérselas en trozos muy pequeños y siempre en nuestra presencia.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *