Castillo de Zamora, un castillo con Centro de Arte

Castillo de Zamora, un castillo con Centro de Arte

El Castillo de Zamora se ha convertido en uno de los reclamos turísticos mas importantes para la ciudad y para toda Castilla y León. Su imagen totalmente renovada, sus cuidados jardines y el museo de arte que acoge lo han transformado en un lugar de imprescindible visita.

Un poco de historia

El Castillo de Zamora data del siglo XI y fue mandado construir por Fernando I. Su función siempre fue la de proteger la ciudad de posibles ataques y nunca se utilizó como palacio o residencia. Tiene forma de rombo y cuenta con tres torres. Una de ellas de forma heptagonal y dos pentagonales. Entre sus restos arqueológicos se han encontrado auténticas joyas como tumbas de la época visigoda, hornos de fundición, varios aljibes y un pozo.

El acceso al interior de la fortaleza se realiza a través de un puente que antiguamente pudo ser levadizo y que ahora es un puente sencillo. Justo al lado del edificio se encuentra el famoso Parque del Castillo formado por grandes y preciosos jardines y miradores.

Actualmente el Castillo de Zamora se encuentra totalmente rehabilitado y reformado permitiendo al conjunto recuperar parte del esplendor que tuvo durante la Edad Media.

La fortaleza se encuentra situada sobre una gran roca que permite al viajero disfrutar de unas maravillosas visas de la confluencia de los ríos Duero y Valderaduey. Desde la Torre del Homenaje también se puede contemplar una increíble panorámica de la ciudad. El visitante podrá  disfrutar tanto de las hermosas vistas que se obtienen desde las torres como deleitarse con el espacio expositivo Baltasar Lobo, Castillo Centro de Arte, con más de sesenta obras de este artista zamorano. Entre las figuras que se pueden ver hay algunas de las típicas maternidades que dieron fama a este escultor, gran amigo de Pablo Picasso.

El Castillo de Zamora nos ofrece un plan familiar para todos los gustos, visitar un gran castillo con preciosos jardines y un fantástico centro de arte contemporáneo.

Parque del Castillo

El Parque del Castillo de Zamora se encuentra situado en la zona más alta, entre las calles de Postigo, Trascastillo y Plaza de la Catedral.

Fue construido sobre lo que antiguamente era la plaza de armas de la fortaleza. Es un parque bastante grande, completamente ajardinado, que cuenta con restos de la muralla y una fuente ornamental.

Castillo de Zamora, un castillo con Centro de Arte
Parque del Castillo de Zamora

Llama la atención la existencia de un arco de estilo plateresco cubierto de vegetación que formaba parte del convento de San Jerónimo, así como varias columnatas pertenecientes a la Catedral, la iglesia de San Isidoro y una de las antiguas puertas de acceso al recinto amurallado de la ciudad: El Portillo de la Traición.

Estos jardines constituyen también un buen mirador desde donde hay unas excelentes vistas del Duero.

Información práctica sobre el Castillo de Zamora

El acceso al Castillo de Zamora, a su patio y a la exposición de arte,  está completamente adaptada para carritos de bebé o con sillas de ruedas pero la subida a las torres no ya que el espacio cuenta con escaleras. Si se va con niños muy pequeños lo mejor es optar por la mochila portabebés.

Tanto desde la torres como desde los jardines hay unas vistas increíbles de la ciudad y del entorno natural de Zamora por lo que se aconseja llevar prismáticos para no perder ningún detalle.

Visitar tanto el Castillo como los Jardines es completamente gratuito pero los visitantes tendrán que adaptarse al horario para poder entrar a cada una de las zonas. En verano se aconseja evitar las horas centrales del día y llevar gorra, gafas y protección solar.

Zamora esconde muchos secretos y espacios únicos para visitar en familia.

Relacionados

Castillo de Zamora

Plaza la Catedral, 3, 49001 Zamora
Cómo llegar

Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábados, Domingos: 10:00 - 14:00 y 16:00 - 18:30

Precio
Gratis

Edad
+3 años