Pastelería Calvo

Pastelería Calvo

Si vais de vacaciones a Toledo, algo que no podéis perderos es la oportunidad de degustar la gastronomía típica de la zona, sobre todo, los dulces. El famoso mazapán toledano es todo un manjar del que no nos podemos olvidar en nuestra visita a la que fue la capital del imperio español.

Con azúcar y almendras, el Pan de Maza, como así se le denominaba, obtuvo su máximo esplendor durante el sitio de la ciudad de Toledo, cuando valiéndose de los únicos ingredientes que podían disponer, las monjas repartían este peculiar dulce para calmar el hambre entre los ciudadanos. Desde entonces, Toledo se convertiría en la cuna del mazapán.

Ubicada en el Barrio de Buenavista hace más de 20 años, la Pastelería Calvo es una de las más famosas de Toledo y el lugar perfecto para degustar su conocido mazapán, aunque también hay espacio para la innovación. En todos estos años endulzando el paladar de los toledanos, Pastelería Calvo ha rescatado las recetas de siempre sin dejar de lado la modernidad y la innovación de la industria pastelera, con dulces vestidos con nuevos sabores, formas y texturas.

Su especialidad son los llamados calvitos, el mazapán de Toledo artesano de diversas formas y tamaños.

Relacionados

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pastelería Calvo

Ronda de Buenavista, 29, 45005 Toledo
Cómo llegar

Precio
De 5,50 € a 20,00 €

Edad
Todos los públicos