Las ermitas más bonitas de Toledo

Toledo cuenta con una serie de ermitas muy bonitas e interesantes que merece la pena visitar. Muchos de estos espacios litúrgicos además se encuentran situados en algunos de los parajes más emblemáticos de la ciudad.

  • Ermita de la Virgen de la Cabeza: Situada en la zona de los cigarrales, en lo alto de un cerro sobre el río Tajo, ofrece unas vistas maravillosas de la ciudad. Este edifico es del siglo XVI pero tuvo que reedificarse en 1856 porque estaba casi derruido. La ermita continúa abierta al público los domingos y el último domingo de abril se realiza una particular romería.
  • Ermita de la Virgen de la Bastida: Esta bella ermita está dentro de un pinar en la carretera de Argés. Uno de los espacios que más llama la atención del complejo es su cueva donde según dice la tradición vivió y murió la beata Ana María. Su tradicional romería se celebra el segundo fin de semana de mayo y termina con una procesión por el bosque el domingo.
  • Ermita de la Virgen de la Estrella: Fue construida por la cofradía de hortelanos en el siglo XIV y actualmente pertenece a la parroquia de Santiago del Arrabal. Actualmente está en proceso de restauración.
  • Ermita de la Virgen del Valle: Una ermita que cuenta con unas maravillosas vistas al estar situada junto al mejor mirador de todo Toledo. Su fiesta se celebra el primer día de mayo y va acompañada de comida en el campo. Cuenta la leyenda que toda aquella muchacha que desee casarse debe tocar la campana de esta ermita.
  • Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados: Situada dentro de la ciudad muy cerca del Palacio de Congresos. Es una de las pocas ermitas que en la actualidad está cerrada al público.
  • Ermita de San Eugenio: Ubicada en la entrada de la ciudad, cuando se llega desde Madrid, es de estilo mudéjar y fue fundada por Alfonso VII.
  • Ermita de San Jerónimo: Situada en un alto en la zona de los cigarrales data del 1612 y fue mandada construir para que las personas que vivían en las fincas de recreo asistieran al culto. Su romería se celebra en octubre.
  • Ermita del Cristo de la Vega: Situada sobre los restos de la basílica de Santa Leocadia es aquí donde se celebran, desde el siglo XVII, los famosos reviernes durante las siete semanas que existen entre la Pascua de Resurrección y la de Pentecostés.
  • Ermita de Santo Ángel Custodio: Es la antigua capilla del convento de los capuchinos del siglo XVII. Una vez al año se abre al público, para celebrar su romería que normalmente se celebra el tercer domingo de mayo.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Toledo
Calle Consistorio, 1, 45002 Toledo
Cómo llegar


Edad: Todos los públicos

Precio: Gratis