Las Hoces del Duratón desde la Ermita de San Frutos

En pleno Parque Natural de las Hoces del Río Duratón nos encontramos la preciosa Ermita de San Frutos, un majestuoso templo románico que cuenta con unas impresionantes vistas de las hoces y del río.

La Ermita de San Frutos está ubicada en el término municipal de Carrascal del Río, Segovia. La iglesia fue un priorato fundado en el año 1100 por el Monasterio de Santo Domingo de Silos y prueba de ello es el escudo de la congregación que aparece en uno de los arcos de la construcción. El día más importante para esta ermita es el 25 de octubre que es cuando se celebra la Romería de San Frutos acompañada de diversos actos lúdicos y festivos.

La ermita es lo que queda del priorato y está considerada una de las construcciones monacales más antiguas que sigue en pie y en la que se siguen realizando actos litúrgicos.

800px-Vista_de_la_ermita_con_la_cruz_en_primer_plano

A la entrada hay una cruz de hierro sobre un pedestal de piedra en el que figuran las siete llaves de Sepúlveda. La cruz data del año 1900 y se realizó para conmemorar la peregrinación que se realizó a la iglesia ese año.

La grieta “la cuchillada” que hay que salvar para acceder al recinto monacal, que actualmente se realiza mediante un puente de piedra, cuenta la tradición que fue abierta por San Frutos con su bastón para detener a los sarracenos y proteger a los vecinos de Sepúlveda. La grieta define el terreno “sagrado” que los infieles no pueden pisar.

Uno de los elementos más característicos de este conjunto monumentales s que está situado en uno de los meandros que forman las Hoces del Duratón y que desde el borde del acantilado se puede observar el cañón, el río y el remanso de agua que se crea con el embalse de la presa de Burgomillodo . Es imprescindible para la visita llevar la cámara de fotos y los prismáticos para contemplar las aves rapaces que viven en las paredes de piedra de las hoces.

800px-Interior_ermita_SF

Si vamos con niños pequeños tenemos que extremar la precaución puesto que la zona no cuenta con mucha seguridad por lo que no debemos dejar que los niños se acerquen al precipicio solos o sin la supervisión de un adulto.

La zona es montañosa y se camina entre piedras y senderos de tierra por lo que es aconsejable ir con calzado deportivo y ropa cómoda. En las inmediaciones se pueden realizar interesantes rutas de senderismo que varían en dificultad y distancia.

800px-Fachada_de_la_ermita

Fotos Wikipedia

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ermita de San Frutos
Carrascal del Río, Segovia España
Cómo llegar


Edad: De 0 a 12

Precio: Gratis