El Bosque Domesticado de Añe

El pueblo de Añe, en la provincia de Segovia, es quizás la localidad con el nombre más corto de España. Pero no es éste su único atractivo. Por sus calles cruza el Camino de Santiago.

Y también desde sus calles arranca un ruta en la que conocer un bello entorno natural y disfrutar de un día de senderismo con los niños. La ruta no está señalizada, pero Segovia Turismo ofrece un folleto para guiar a los senderistas. Seguid las indicaciones de este folleto y no os perderéis.

Bosque Domesticado_Soto de Añe
La ruta es circular, de unos 10 kilómetros de duración, sin desnivel. Tardaréis unas 3 horas y media recorriéndola con los niños. No os olvidéis de llevar agua y algún tentempié para el camino, pues no encontraréis fuentes de agua potable en la ruta.

Nada más salir del pueblo os adentraréis en los sotos de Añe, uno de los más valiosos de toda Europa. Veréis sus impresionantes fresnos, especie de la que se aprovecha casi todo y que han sido base fundamental de la zona durante años.

Tened en cuenta que el soto es también el lugar donde pastan rebaños de ovejas y otros animales domésticos. Atravesaréis las puertas metálicas de los cercados, que debéis dejar cerradas a vuestro paso, para que no se escapen los animales.

Bosque Domesticado_Milano Negro
Si miráis hacia el cielo veréis volar las distintas aves de la zona, entre la que os llamará la atención de los niños el elegante vuelo de los milanos negros.

¡Unos prismáticos os ayudarán a verlos desde muy cerca! Aprovechadlos también para buscar jabalíes o corzos entre los árboles.

Bosque Domesticado_Arroyo de los Tejos
Pasado el soto siguiendo el camino por el pinar llegaréis hasta el Arroyo de los Tejos, llamado así por los abundantes tejos que encontraréis en su orilla.

El tejo es un árbol venenoso para humanos y animales, y por esta razón ha sido venerado y admirado desde la antigüedad.

Bosque Domesticado_Sauce blanco
Cruzamos un puente sobre el río Eresma os encontraréis con ejemplares de sauce blanco. Esta especie de árbol, hermosa por el color de sus hojas y flores, es también muy conocida desde la antigüedad por sus propiedades medicinales.

Los sauces blancos tienen un gran contenido de salicina, cuyo derivado químico es el que hoy en día conocemos como ácido acetilsalicílico o aspirina.

Hay muchos más detalles y curiosidades naturales que podréis descubrir con vuestros hijos en esta ruta. Seguid las indicaciones del folleto para disfrutar de un día en la naturaleza con los más pequeños.

Consulta más planes para niños en Castilla y León.

Fotos cortesía del Ayuntamiento de Añe y FotoNatura.org.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Añe
40492 Añe, Segovia
Cómo llegar


Edad: De 0 a 12

Precio: Gratis