Cambia cromos y disfruta del Rastro

Si todavía vuestros hijos no conocen ‘El Rastro’ de Madrid, en verano puede ser una buena ocasión, no hay tanta gente, lo que resulta agobiante durante el resto del año, aunque también tiene su encanto, ver ‘El Rastro‘ abarrotado de gente.

Antes de visitar el famoso mercado podéis explicarles a vuestros niños el origen de ‘El Rastro’, como nació, quiénes fueron los primeros vendedores, que vendían y como fue creciendo hasta llegar  a ser un referente en Europa junto a mercados de la talla de Waterlloplain en Amsterdam, Portobello en Londres, etc…

IMGP0023

Con un total de 3.500 puestos, podéis jugar con los niños a encontrar un tesoro entre todos los puestos que hay, después de encontrar el preciado tesoro, los niños pueden intercambiar sus cromos con otros niños y pasar la mañana entre reliquias, encontrar ese cromo tan difícil que nunca le toca, o simplemente por diversión y que los niños conozcan otra forma de diversión.

Este es un plan con el que podéis pasarlo en grande toda la familia, después de andar  y andar por ‘El Rastro‘ podéis probar la típicas tapas que se toman los domingos en ‘EL Rastro‘, los caracoles o las tostas.

¿A qué esperáis?, corred este domingo y descubrid un nuevo mundo de la diversión.

 Foto:Flickr, Jonathan Percy

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Rastro
Plaza del Cascorro, 28005 Madrid, Madrid España
Cómo llegar


Edad: De 2 a 12

Precio: Gratis