La huella de César Manrique

Lanzarote es un paraíso de las Islas Canarias, y lo es en parte gracias a la dedicación y al esfuerzo que el artista César Manrique hizo por convertir su isla natal en uno de los lugares más bellos del planeta. Es imposible imaginar Lanzarote sin César Manrique, un artista que desarrolló una labor imprescindible en el terreno de las artes plásticas, el medio ambiente y la cultura; y que siempre defendió desarrollar la obra artística favoreciendo el respeto al medio natural. Él hizo de su isla un museo al aire libre que no debéis dejar de visitar:

Fundación César Manrique

  • La Fundación César Manrique se ubica en la casa estudio que habitó el artista, en el Taro de Tahíche; y es un ejemplo perfecto de cómo integrar arte y naturaleza. Está edificada sobre burbujas volcánicas, lo que hace que la planta inferior nos permita ver un espacio único y sorprendente, mientras que la superior respeta la construcción tradicional de la isla de Lanzarote incorporando elementos de concepción moderna. En el jameo central puede visitarse una amplia zona de descanso con un lago- piscina y abundante vegetación. La Fundación acoge una colección de arte contemporáneo, salas donde se exponen los bocetos de algunas de sus obras como los Jameos del Agua o el Mirador del Río, y una exposición permanente de su obra pictórica. La entidad pone en marcha anualmente una extensa oferta de actividades culturales y formativas de diferentes ámbitos que le ha valido encumbrarse como una de las organizaciones culturales más importantes de España. Además, ejerce en la isla un importante papel de defensa ecologista. Podéis consultar aquí horarios y tarifas.

jameos-del-agua

  • Los Jameos del Agua constituyen el primer Centro de Arte, Cultura y Turismo creado por César Manrique y son reflejo de uno de sus pilares creativos: la armonía entre la naturaleza y la creación artística. Se encuentran situados en el interior del túnel volcánico producido por la erupción del Volcán de la Corona. Con más de 6 km de longitud, el túnel es uno de los más largos del mundo. Está compuesto por dos Jameos: el Jameo Chico, que originariamente fue concebido como sala de espectáculos, y el Jameo Grande. El primero de ellos cuenta con un lujoso restaurante que únicamente abre por la noche; pero lo que más destaca es su lago natural de aguas transparentes, hogar de una especie única en el mundo: unos diminutos cangrejos ciegos, que, debido a la oscuridad de la gruta, carecen de pigmentación. A través de una pasarela podemos cruzar el lago y acceder al Jameo Grande, un exótico jardín que rodea una piscina que contrasta con las oscuras rocas volcánicas haciéndolo un verdadero oasis. Podéis consultar aquí horarios y tarifas.

mirador-del-rio

  • En lo alto del Risco de Famara encontramos el Mirador del Río, desde el cual podemos contemplar unas de las vistas más espectaculares de Lanzarote. Camuflado bajo una gruesa roca volcánica, el edificio pasa desapercibido desde el exterior, mimetizándose perfectamente con la naturaleza, tal y como pretendía César Manrique. Desde el Mirador se contemplan las vistas de la Isla de La Graciosa o las Salinas del Río, las más antiguas de la isla. Como curiosidad, si susurras en una esquina del Mirador, lo oyes perfectamente en la otra (a unos 15-20 m.). Podéis consultar aquí horarios y tarifas.

mirador-del-rio2

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lanzarote
c/ Padre Claret, 35500 Arrecife, Lanzarote, Palmas, Las España
Cómo llegar


Edad: Todos los públicos

Precio: Gratis