En busca de los Íberos por el Sendero Cueva de los Muñecos

¿Sabéis quiénes fueron los Íberos? Pues fueron un conjunto de pueblos que ocuparon el sur, levante y nordeste de la Península Ibérica antes de la llegada de los Romanos, más o menos hacia  la Edad del Hierro. La cultura de los íberos  está llena de misterios que quizás nunca tengan explicación, pero podemos averiguar más cosas sobre este interesante pueblo, recorriendo el Sendero de los Muñecos, en el Parque Natural de Despeñaperros. ¿Nos vamos de excursión?

El Sendero parte del Centro de Interpretación Collado de los Jardines, donde podremos dejar el coche, y consta de dos tramos de 500 metros, uno que sube al Cerro del Castillo y otro que baja a la Cueva de los Muñecos. Antes de comenzar la ruta, os recomendamos visitar el Centro de Interpretación en el que podremos obtener información detallada sobre todo lo que podremos ver. Asimismo, lo más recomendable es comenzar la ruta con la subida al cerro, que acometemos tomando una senda que empieza en  la zona que hay detrás del aparcamiento, donde hay un panel indicativo. El sendero está muy bien señalizado con piedras, que nos lleva durante unos 20 minutos, primero por un encinar bastante frondoso, que luego se va aclarando, hasta llegar a los restos de un posible poblado ibérico. Aquí nos encontramos con otro panel informativo y un mirador hacia los desfiladeros con espectaculares vistas miréis hacia donde miréis: la impresionante masa pétrea de El Cerro Los Órganos, El Salto del Fraile, El Collado de la Aviación, el Puerto del Muradal, el Barranco de Valdeazores y Santa Elena, escenario de la batalla de las Navas de Tolosa.

PNDespeñaperros_santuario

Una vez alcanzamos este punto y después de una pequeña parada para descansar y admirar el paisaje, regresamos por el mismo camino hasta el Centro de Interpretación para dirigirnos a nuestro siguiente destino: La Cueva de los Muñecos. A esta cueva se la conoce así porque en ella se encontraron gran cantidad de figuritas de bronce o exvotos, llamados “muñecos” por los lugareños,  que los íberos realizaban como ofrenda para sus dioses y que representan sacerdotes, guerreros, hombres y mujeres. Por eso, esta cueva se considera uno de los santuarios íberos más antiguos y lugar de culto, ligado al asentamiento que pudimos ver en el Cerro del Castillo. La mayoría de estas figuras las podemos ver en el Museo Arqueológico de Madrid, donde hay más de dos mil.

PNDespeñaperros_exvotos

Bajando una cuesta por la falda del cerro en dirección a la carretera y paralelos al tendido eléctrico, atravesamos la parte baja del encinar que ya vimos antes  cuando subíamos, y a unos 250 metros, llegaremos a un punto cercano a la carretera. Aquí cambiamos de rumbo y rodeamos el tajo que hay a la derecha, teniendo cuidado con los niños sobre todo en las pendientes y con las pozas resultantes de las numerosas excavaciones realizadas por la zona, y llegaremos a una pared rocosa donde está la cueva, que no es más que un abrigo rocoso o gruta, con poco fondo, en la que podremos ver alguna pintura, como un ciervo en la parte inferior derecha. Desde aquí ,el paisaje también es muy bonito, con vistas al Valle del Rio Despeñaperros.

PNDespeñaperros_CuevadelosMuñecos

A lo largo del camino nos iremos encontrando una variada vegetación con formaciones boscosas, sobre todo en las zonas umbrías de árboles de hoja caduca como el quejigo y arbustos como el durillo o el madroño y en las zonas más soleadas encinas, jaras, etc. También podremos ver arces y alcornoques, entre otros. Tampoco será extraño encontrarnos algún animalillo propio de la zona que huirá rápido a nuestro paso y si miramos hacia arriba, es fácil ver el vuelo del buitre leonado sobrevolando los desfiladeros.

Aunque esta ruta no es muy complicada, conviene llevar ropa y calzado cómodos, este último a ser posible apto para hacer senderismo y adaptada a la época del año en la que hagamos la excursión. Si es verano no olvidar llevar gorra y crema solar y siempre llevar agua, pues las fuentes que nos podamos encontrar no siempre son de agua potable. También es conveniente llevar algún aperitivo para reponer fuerzas en alguna parada que hagamos durante la excursión. Y por supuesto no olvidar la cámara de fotos.

Una ruta fácil y bonita para disfrutar de todo el esplendor de la naturaleza en familia.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parque Natural Despeñaperros
23213 Santa Elena, Jaén España
Cómo llegar


Edad: De 4 a 12

Precio: Gratis