Las torres atalayas de Menorca

La isla de Menorca, al igual que otras islas o zonas costeras, cuenta con una serie de Torres o Atalayas que se construyeron entre los siglos XVI y XVII como mecanismo defensivo contra la piratería.

Estas fortificaciones servían para alertar a la población de la llegada de piratas o corsarios, la señal se realizaba mediante fogatas o humo que avisaba a los ciudadanos, el gobernador y los soldados del ataque y éstos podían prepararse para repelerlo y protegerse.

Muchas de estas torres de defensa se encuentran en muy mal estado o incluso han desaparecido pero aún hoy se pueden contemplar: la atalaya del Monte Toro, la atalaya de Binisermenya (en la estación naval de Mahón) o la atalaya de Artruix al sur de Ciudadela.

  • Atalaya de Monte Toro: construcción de finales del siglo XVI y principios del S XVII. Es de planta cuadrada y cuenta con una base reforzada por un talud. Consta de tres plantas, en la planta baja está la puerta de entrada y la escalera de caracol que sube hasta las otras dos plantas. En la terraza superior era donde situaba las hogueras para comunicar los ataques. Su altura es de 10 metros y está ubicada en el punto más elevado de toda la isla. No se puede acceder al interior y pertenece, actualmente, al Ministerio de Defensa.
  • Atalaya de Binisermenya: es de base rectangular y está construida con paredes de mortero de piedra reforzado con marés y tenía, a diferencia del resto, tan solo dos plantas. Está situada en la estación naval de Mahón. Ha perdido su forma original debido a que se ha utilizado como vivienda.
  • Atalaya de Artruix: torre de vigilancia circular de acceso libre. Su estado de conservación es aceptable y se encuentra situada en el sureste de la isla en la localidad de Ciudadela.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Menorca
Camí des Castell, 28, 07702 Maó, Illes Balears
Cómo llegar


Edad: Todos los públicos

Precio: Gratis