Ruta de los castillos

No hay nada más impresionante para un niño que un castillo, con la majestuosidad de las almenas, las torres y las murallas. La magia que esconden sus muros fascina a peques y a grandes.

¿Quién no ha soñado de pequeño ser caballero o princesa y vivir en un castillo mil aventuras protagonizadas por dragones y arqueros?, ¿sabes que hay castillos con fantasmas?, ¿y que otros se han convertido en hoteles y puedes dormir en sus almenas?

Guadalajara es tierra de castillos y hay varias rutas que podemos realizar para conocerlos, te planteamos una de ellas:

Torija:

url

Al pasar por la carretera Madrid-Barcelona te encuentras con este maravilloso castillo de planta cuadrada y torres de forma cilíndrica, muy interesante de conocer su patio de armas. Se piensa que pudieron fundarlo los templarios.

Durante la edad media sirvió como fortaleza defensiva hasta que los navarros lo conquistaron en el SXV.  Finalmente, el marqués de Santillana lo reconquistó y se ocupó de él una parte de la familia, Los Suárez de Figueroa, condes de Coruña y Vizcondes de Torija.

Para evitar que los franceses lo ocupasen fue destruido y más tarde en la guerra civil acabó practicamente en ruinas, es gracias a la Dirección General de Bellas Artes y la Diputación de Guadalajara que hoy podemos disfrutar de un castillo totalmente restaurado.

En la torre del homenaje podemos encontrar el museo dedicado al libro Viaje a la Alcarria de Camilo José Cela.

Actualmente es un Centro de Interpretación Turística de Guadalajara.

Horarios:

– Lunes, martes y miércoles, cerrado

– Jueves y viernes de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00

– Sábados de 10:00 a 20:00

– Domingos y festivos de 10:00 a 15:00.

Menores de 10 años gratis, adultos 2€

Sigüenza:

url

Situado en lo alto de Sigüenza este palacio-fortaleza fue construido en el SXII sobre otro palacio musulmán, fue destruido en el SXIX en las guerras carlistas y el SXX en la guerra civil, finalmente fue reconstruido a partir de planos antiguos y actualmente es Parador Nacional.

Puedes visitar su patio interior con galeria de madera, en el que resalta en su interior el pozo tallado en la misma piedra y disfutar tomándote algo en su terraza.

Además podrás visitar el salón del trono o salón rojo, llamado así por su color, en la que los Obispos y señores de Sigüenza impartían justicia.

Y si lo deseas puedes hospedarte en alguna de sus habitaciones y dormir como un auténtico príncipe.

Entrada gratuita.

– Riba de Santiuste:

url

Con aspecto serio de fortaleza medieval podemos ver este impresionante castillo en lo alto de le peña en la pedanía de Riba de Santiuste.

Se accede a él a través de un camino amurallado en la que podemos seguir viendo la reja que cerraba el paso. En algunas partes tiene doble muralla y un patio interior también amurallado.

En el interior se pueden ver algunas habitaciones y compartimentos interiores y un pasadizo secreto que comunica dos estancias.

Fue fortaleza defensiva en la edad media pero como en el resto de castillos, se destruyó en la guerra civil, lo compró un particular y fue sede de Nueva Acrópolis, hasta que un incendio hizo que se cerrase al público.

Hasta hace poco se podía visitar libremente, la puerta no tenía cerrojo, lo más complicado es la subida a lo alto de la peña ya que hay que realizar el trayecto a pie.

Una peculiaridad de este castillo es que se dice que en él habita un fantasma; programas como Cuarto Milenio han realizado algún reportaje al respecto.

– Atienza:

url

Fortaleza de origen musulmán construido entre los siglos XI y XII. El Cid Campeador al su paso por Atienza dijo de ella “roca muy fuerte” y es que si nos fijamos detenidamente el castillo parece que emerge de la propia roca.

En la actualidad tan sólo queda la torre del homenaje y parte del patio de armas y algún resto de muralla. Aún así es muy interesante subir a verlo a través del camino de ronda, flanqueado por dos torreones que escoltan una puerta. Las vistas desde alli arriba son impresionantes.

Posee doble línea de muralla que aprovecha las imperfecciones del terreno para proteger el castillo.

– Jadraque:

url

Comúnmente se le conoce como el Castillo del Cid aunque su nombre no se debe al Cid Campeador sino a que en él vivió el primer conde del Cid.

Aunque se construyó con anterioridad su forma actual se debe a las reformas acontecidas en el s.XV.

El Castillo pasó a formar parte de los Duques de Osuna cuando la hija del Conde al casarse lo aportó como parte de la dote, finalmente el ayuntamiento de Jadraque lo compró en una subasta por 305 pesetas.

En este caso el castillo tiene forma rectangular con un patio de armas de casi 100 metros, actulamente las torres están a la misma altura que la muralla y aunque se pensaba que no tuvo torre del homenaje recientes excavaciones demuestran que en el pasado si hubo. Se encuentra “enaramado” en el monte al que Ortega y Gasset dijo de él que “era el cerro más perfecto del mundo”.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guadalajara
Plaza de la Villa, s/n Castillo de Torija, 19190 Torija, Guadalajara España
Cómo llegar


Edad: Todos los públicos

Precio: Gratis