Conociendo el “Niagara” castellano manchego

¿Te apetecería descubrir una cascada de más de 120 metros de caída en pleno corazón de Castilla- La Mancha? Pues te propongo una ruta muy sencilla y bonita por uno de los pueblos con más encanto de Guadalajara, Valverde de los Arroyos.

Cuando llegues a este pintoresco pueblo te sorprenderá su color, el negro. Es uno de los pueblos de la arquitectura negra, las casas e incluso la iglesia están realizadas en madera y pizarra, muy abundante en la zona, que le proporcionan ese color tan peculiar.

Una de las zonas más bonitas del pequeño pueblo son las “eras”, lugar con mucha tradición y donde se celebran las Danzas del Santísimo, díez días después del Corpus y que están declaradas de interés turístico.

¿Cómo llegamos a Valverde de los Arroyos?, iremos por la A2 y en Guadalajara tomaremos el desvío hacia Yunquera de Henares, Humanes y Tamajón. Poco más de un kilómetro pasado Tamajón nos encontraremos a la derecha el desvío hacia Valverde de los Arroyos.

valverde-de-los-arroyos-1

Dejaremos el coche en un pequeño parking que se habilita cerca del cementerio, acceder al pueblo en coche está prohibido salvo para residentes y nos pondremos en marcha para conocer la Cascada, os recomendamos visitar el pueblo antes o después de la ruta porque es un lugar con mucho encanto que nos sorprenderá.

La ruta es muy sencillita y en determinadas épocas del año puede llegar a estar muy concurrida, mucha gente viene a pasar los domingos, come en el pueblo y después realiza el paseo a la cascada.

El sendero discurre al lado de una pequeña acequia o arroyo que recoge el agua de salto. En nuestro camino pasaremos por huertos con frutales, un pequeño bosque de castaños. Muy prontito veremos una impresionante pared rocosa que ocupará casi todo el horizonte por donde se precipitan Las Chorreras de Despeñalagua.

sendero

El camino no está muy bien señalizado pero no tiene pérdida, al llegar a la base de la cascada nos sorprenderá el salto que realiza con sus 120 metros en diferentes caídas. La cascada suele llevar agua durante todo el año pero la mejor época para visitarla es en primavera que es cuando mayor caudal lleva, si vamos en invierno podremos llegar a encontrarnos las aguas heladas. En épocas de mucha agua puede haber varios desdoblamientos y ver caídas por varias zonas de la pared de piedra.

Si vamos en primavera u otoño y ha llovido mucho el camino puede estar más o menos húmedo por lo que recomendamos ir con calzado adecuado y resistente a la humedad o en su defecto tener otro calzado de repuesto y calcetines en el coche por si nos mojamos.

chorreras_despeñalagua

A los pies de las cascadas tenemos varias zonas para descansar y disfrutar de las vistas. Para los más aventureros y con fuerzas se puede rodear la pared de piedra y ver los saltos desde lo alto, la subida en este caso es bastante fuerte y hay que tener cuidado si vamos con niños pequeños ya que pueden caerse.

Podemos llevar comida de casa y degustarla a los pies de la cascada o comer en el pueblo.

Una ruta muy sencilla y muy bonita para toda la familia. ¿Te apetece venir a conocerla?

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las chorreras de Despeñalagua
c/ Medio s/n, 19224 Valverde de los Arroyos, Guadalajara España
Cómo llegar


Edad: De 3 a 12

Precio: Gratis