Visitando la Catedral de Granada

La construcción de la Catedral de Granada se inició a principios del siglo XVI, por deseo expreso de  la reina Isabel la Católica después de la conquista, en el lugar donde estuvo la Mezquita Mayor. Es la primera iglesia renacentista en España, siendo considerada una obra maestra de este estilo arquitectónico.

La primera piedra se colocó en 1523 de la mano del arquitecto Enrique Egas, aunque éste se ocupó sólo de la cimentación, siendo continuada su labor por Diego de Siloé y otros arquitectos, hasta el año 1704, en el que concluyeron las obras de la Catedral.

Catedraldegranada_interior

Exteriormente, la Catedral de Granada posee unas impresionantes fachadas y una estructura gótica trazada por Alonso Cano, pero Diego de Siloé, consiguió convencer al Emperador Carlos V, nieto de los Reyes Católicos, para cambiar el estilo y por eso el interior del templo es renacentista. Dentro del mismo, podemos encontrar cinco naves laterales con capillas de diferentes épocas y estilos  donde destaca la gran Capilla Mayor, obra maestra de Siloé.  Otros elementos a destacar son un magnífico retablo y su espléndida cúpula. Los muros altos están decorados con hermosas vidrieras, algunas traídas expresamente de Flandes. En su cámara sepulcral se hallan las tumbas de los Reyes Católicos.

CatedraldeGranada_cúpula

La visita a la Catedral de Granada incluye la visita al Museo que tiene en su interior, donde en la que antes fuera al Sala Capitular,  se encuentra el tesoro de la Catedral, que hoy guarda ornamentos, joyas, reliquias y otros objetos de gran valor.

Aparte de las obras expuestas en el Museo, se conservan importantes piezas artísticas en otros lugares del templo, como en la Sacristía. En ésta resaltan dos tallas: la Inmaculada Concepción de Alonso Cano y la de Jesús Crucificado, de los hermanos García.

Catedraldegranada_sacristía

La Catedral de Granada quedó incompleta en su fachada, ya que de las  dos torres proyectadas por Siloé, finalmente sólo se levantó una y su altura tuvo que ser rebajada, quedándose en 57 metros de alto en lugar de los 81 previstos. Esto fue debido a que Felipe II ordenó detener las obras por el temor a que la cimentación no soportara el gran peso de la torre, teniendo en cuenta la frecuente actividad sísmica en la zona. Por eso a esta torre se la conoce como ‘La Chata’.

Consulta más actividades con niños en Granada

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Catedral de Granada
c/ Calle Gran Vía de Colón, 5, 18001 Granada, Granada España
Cómo llegar




Edad: Todos los públicos