Vuelo en globo en L’Empordà y Costa Brava

¿Alguna vez soñaste con volar en Globo? ¿Quién no quiso ser alguna vez el niño de Up y volar en un globo aerostático? Lee estas líneas, imagínalo y vívelo con Globus Costa Brava.

El día antes del vuelo el piloto contactará con los pasajeros para confirmar que la meteorología es adecuada para realizar el vuelo en globo. El punto de encuentro está en el pueblo de Colomers, L’Empordà, un campo junto al río Ter es el lugar perfecto para un despegue tranquilo y con unas vistas increíbles. Empezará muy temprano, con la salida del sol, ya que las condiciones son más estables. En verano suele ser sobre las 6:40 y una hora más tarde en invierno, así todos los pasajeros son partícipes de los preparativos y no se pierden ningún detalle.

La preparación suele durar media hora y es todo un espectáculo ver como el globo aerostático va tomando forma, hasta que al introducirle fuego se calienta y majestuosamente empieza a levantarse.

Tras subir a la barquilla, el piloto hace un breafing, el ensayo de la posición de aterrizaje y… ¡listos! Suavemente, de forma casi mágica, el globo abandona el suelo e inicia un camino marcado por la brisa, porque durante una hora todos serán pasajeros del viento. Durante el vuelo en globo, tendréis alrededor de una hora para asomaros al mundo desde un privilegiado balcón entre las nubes.

El piloto lleva el globo a diferentes alturas buscando las corrientes de aire más favorables de forma que el vuelo sea entretenido y variado. El tiempo pasa, nunca mejor dicho, volando. No hay movimientos bruscos, el vuelo en globo transcurre tranquilo y relajado. La barquilla es extraordinariamente estable y se diría que el mundo se mueve bajo vosotros, para ofrecernos sus rincones secretos.

Según la meteorología, podréis volar sobre las nubes y contemplar los pueblos medievales de L’Empordà, el macizo del Montgrí, la Costa Brava, la bahía de Rosas o las Islas Medas. Las vistas y sensaciones son inolvidables.

Tras un recordatorio del breafing, el piloto se dispone a tomar tierra, uno de los momentos más divertidos y emocionantes del vuelo en globo. El equipo de tierra os habrá seguido en todo momento por carretera hasta donde el viento os haya llevado. Una vez hayáis aterrizado, los pasajeros pueden, si lo desean, colaborar en la recogida del globo, una buena forma de hacer aún más intensa la experiencia.

Iréis a un restaurante de la zona a tomar un almuerzo típico catalán. Un momento muy emocionante de la actividad es cuando el piloto hace entrega a los intrépidos pasajeros de su diploma de bautizo de vuelo, y un completo reportaje fotográfico con imágenes de toda la actividad. Para celebrarlo podréis brindar con cava, una tradición que se ha mantenido desde el primer vuelo en globo allá por 1783 en Francia.

Volar en globo es una actividad ideal para compartir en familia. En Globus Costa Brava disponen de un paquete especial para Familias, en el que los más pequeños disfrutan de la experiencia de una manera visual y didáctica. La cesta para 8 pasajeros es idónea para vivir el vuelo en globo en privado o junto a otras familias. Los tickets de vuelo tienen fecha abierta y un plazo de un año para ser usados. En caso de cancelación por razones meteorológicas se concretará otra fecha para el vuelo.

Se desaconseja esta actividad para niños menores de 5 años y mujeres embarazadas. Los niños de 5 a 10 años tienen un precio especial. Se recomienda ropa cómoda y calzado deportivo, así como una chaqueta o similar para primera hora. Globus Costa Brava también ofrece vuelos cautivos para fiestas y eventos privados, así como jornadas didácticas para niños.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Globus Costa Brava
GI-633, 17144 Colomers, Gerona
Cómo llegar


Edad: Todos los públicos

Precio: De 90 € a 145 €