Recorrido por la historia de Fitor

El pequeño pueblo de Fitor, en la sierra de las Gavarres en Girona, acabo siendo abandonado por la poca rentabilidad que se sacaba al explotar su bosque. El recorrido que os proponemos os llevará por el entorno natural de Fitor donde podréis ver tanto los espesos bosques donde abunda el corcho como monumentos importantes como su Parroquia. ¿Te vienes de excursión?

Es una ruta bastante larga, de casi 16 kilómetros, pero que podemos adaptar a nuestras capacidades haciéndola más corta y volviendo por el mismo camino.

Nuestro punto de partida será Fonteta, un pequeño núcleo medieval muy bonito. Saldremos desde la fuente que hay en lo más alto de la calle de la Constitución.

fonteta

El siguiente punto significativo del trayecto es la Cruz  de los Frailes, un lugar estratégico que separa las aguas del arroyo de la Marqueta, justo más abajo hay un camino que sale a la derecha y que sube al monte Miraviles desde donde tendremos una impresionante panorámica de las Gavarres. ¡No te olvides la cámara de fotos!, podrás hacer unas panorámicas preciosas.

Seguimos caminando hasta los antiguos dominios de Fitor, en un pequeño collado y cruce de caminos el sendero de la derecha nos llevará hasta las ruinas del mas Anguila y el de la izquierda sube hasta el Flaguerar. Nosotros continuaremos recto hasta llegar al arroyo de la Marqueta. Atravesamos la riera y a nuestra izquierda podemos ver una pared rocosa llamada roca del Duque. El camino ahora es de subida hasta Fitor.

can-cals

Seguiremos paralelos por la riera de Fitor y llegaremos a los contrafuertes de Can Cals, a los pies podremos observar los restos de lo que fue un pozo de hielo, una rara y prácticamente desconocida actividad industrial que se desarrollo en esta zona durante los siglos XVII y XVIII y que aprovechaba el agua de los arroyos para llenar unas balsas que posteriormente se congelaban con el frio de la zona y donde se almacenaba el hielo. ¿A que es muy curioso?

El camino continua excavado en la roca, aún hoy podemos ver las huellas de los carros que recorrían esta vía. Pasaremos por Can Merina una casa en ruinas muy cerca de la ermita de Fitor. La iglesia parroquial de Fitor fue consagrada en el año 948 y dedicada a Santa Coloma, es un conjunto muy bonito que no puedes dejar de visitar.

Santa-Coloma

El camino de vuelta se puede hacer por donde hemos venido o volver por el sendero que nos llevará hasta los Dólmenes de Fitor.

¿Te vienes a descubrir todos los secretos que esconde el pueblo de Fitor?

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fitor
Forallac, Girona España
Cómo llegar


Edad: De 7 a 12

Precio: Gratis