Recorriendo los túneles de Cuenca

¿Te atreves a adentrarte en un túnel, bajo las profundidades de la ciudad de Cuenca, y descubrir los secretos que esconde? No te pierdas la visita al Túnel de Alfonso VIII en la ciudad de Cuenca, un paseo bajo tierra que nos permitirá conocer la ciudad de una forma totalmente diferente.

El proyecto del Ayuntamiento es poner en funcionamiento los túneles existentes en la ciudad y descubrir las razones de su existencia. Muchos de estos túneles están desde la Edad Media. El que primero se ha adecuado al turismo es el túnel de Alfonso VIII.

Algunos de estos túneles fueron creados por las Defensas Pasivas de la Cuenca Republicana, que los diseñaron como refugios antiaéreos y sistema de escape de los vecinos. Su intención era que cada vecino tuviese una entrada cerca de la puerta de su casa. El plan quedó sin terminar pero acabada la guerra el gobierno franquista siguió con el proyecto y con el mantenimiento de los túneles por si les servían debido a su inminente participación en la II Guerra Mundial.

img_44435

Los refugios antiaéreos de Cuenca forman parte de su Patrimonio Arqueológico y habilitando los túneles podrían ser objeto de turismo.

La venta de las entradas para la visita se realizará diez minutos antes de comenzar en la recepción del túnel de Alfonso VIII. Para grupos, tanto escolares como de otro tipo se recuerda que la reserva se debe hacer previamente y que tan sólo se puede acceder en grupos de 25 personas como máximo.

El túnel de Alfonso VIII tiene unos 90 metros de longitud y casi 250 de superficie, se puede acceder a él por tres puntos diferentes de la ciudad, aunque tan sólo una de ellas se considera entrada principal, que es la entrada que da a la calle Alfonso VIII y por la que se inicia la ruta. Para su recuperación y su utilización para el turismo ha sido necesario dotarlo de puertas, de suelo y de iluminación para poder ver durante el recorrido.

tunel-de-alfonso-viii_3664211

Si tenemos algo de claustrofobia no es aconsejable realizar la excursión porque aunque el trayecto es corto podemos sentir un poco de angustia al no ver ni ventanas ni salidas directas a la calle.

No está habilitado ni para sillas de ruedas ni para carritos de bebés, si vamos con niños muy pequeños como la visita es corta lo mejor será usar la mochila de porteo.

La visita está guiada en todo momento por personal cualificado que nos explicará el recorrido y la importancia de estos túneles en la ciudad. Nos explicarán como se construyeron los túneles y las leyendas que giran en torno a ellos.

Este tipo de excursión aunque corta nos da la oportunidad de conocer la ciudad desde otro punto de vista, sentir la profundidad de la tierra y recorrer parte de sus calles sin transeúntes o coches.

túnel

Recomendamos llevar calzado y ropa adecuada y recordar que puede que dentro del túnel la sensación térmica sea menor que en el exterior.

¿Te apuntas a esta visita bajo tierra?

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Túnel de Alfonso VIII
c/ Alfonso VIII, número 87, 16000 Cuenca, Cuenca España
Cómo llegar



Lunes, Martes, Miércoles, Jueves: 12:00
Viernes, Sábados, Domingos: 12:00 - 13:00 y 17:00 - 18:00

Edad: De 2 a 12

Precio: De 0 € a 3,50 €