Cuevas del vino de Castejón

Cuevas del vino de Castejón

Nuestros pasos hoy nos llevarán hasta Castejón en Cuenca, un pequeño municipo de Castilla La-Mancha que esconde varios tesoros entre sus calles y campos.

La construcción más llamativa de este pueblo es el famoso Chozo de los Pastores, una pequeña choza realizada en piedra y con forma cónica que servía como refugio a los pastores, protegiéndoles de las inclemencias del tiempo, y como lugar para guardar sus utensilios de trabajo. El método que se utilizaba para construir estas chozas es muy parecida a la que usan los esquimales cuando construyen sus iglús, con la única diferencia en que en un caso se utiliza piedra y en el otro bloques de hielo.

castejon

Para poder ver todos estos tesoros tendremos que ir en coche hasta Castejón, una vez allí dejaremos el vehículo en alguno de los lugares habilitados para ello y después tomaremos las indicaciones para acercarnos a ver El Chozo de los Pastores o las Cuevas del Vino.

Excavadas a pico en la ladera de la montaña nos toparemos con las llamativas Cuevas del Vino. Se excavaron a pico en la roca, la profundidad varía dependiendo de la cueva y su función es la elaboración, maceración y almacenaje de los vinos de la zona. ¿Te imaginas ponerte a elaborar vino dentro de una de estas cuevas?

Otro de los sitios interesantes que no podemos perdernos en nuestra excursión es el conocido mirador Balcón de la Alcarria, un lugar situado a 910 metros de altura que se encuentra casi a la entrada del pueblo y desde donde podremos ver en todo su esplendor los campos de cultivo y al fondo la provincia de Guadalajara. En primavera cuando los campos están verdes la estampa es impresionante.

castejon7

Después de pasear por los alrededores de Castejón caminaremos hacia el propio pueblo y allí nos detendremos en la Iglesia de la virgen de la Asunción del siglo XVII que posee un curioso reloj de sol. El terreno que está al lado de la Iglesia antiguamente fue el cementerio de la localidad.

castejon 2

Un rincón especial que esconde este pueblo es la Ermita de San Blas, está a un par de kilómetros en un paraje muy bonito con una pequeña arboleda de encinas, un lugar singular en el que podremos descansar y tomar un refrigerio o parar para comer.

Como vamos a caminar tanto por el pueblo como por el campo lo ideal es llevar ropa y calzado adecuado. En determinados puntos el camino no es accesible ni para carritos de bebés ni para silla de ruedas por lo que si vamos con niños pequeños lo mejor es utilizar la mochila de porteo.

Relacionados

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Castejón

Plaza de España, 1, 16856 Castejón, Cuenca España
Cómo llegar

Precio
Gratis

Edad
De 3 a 12