Entre las ruinas del Castillo de Miraflores

¿Te apetece pasear una mañana entre las ruinas del Castillo de Miraflores disfrutando de la naturaleza?, pues no te pierdas esta excursión tan divertida.

El Castillo de Miraflores en Piedrabuena, Ciudad Real, es un castillo de origen islámico que en la actualidad está medio en ruinas pero que nos ofrece una excursión muy bonita y divertida con los más peques de la casa.

Una vez que lleguemos al pueblo de Piedrabuena debemos tomar el camino Arroba de unos 3,3 kilómetros. La ruta se puede hacer en coche salvo cruzar el arroyo que en verano no entraña ninguna dificultad y que en invierno puede darnos algún problemilla, una vez superado este tramo llegaremos a los pies del castillo y podremos aparcar el vehículo en la explanada.

Castillo_de_Miraflores_Piedrabuena_56

La visita al castillo es libre durante toda la época del año y sin horario, en este momento el Castillo está en estado de semi abandono aunque se firmó en 2010 un acuerdo para empezar a restaurarlo.

¿Qué características tiene la fortaleza? Es un castillo que se construyó amoldándose al terreno, a la roca sobre la que se asienta y que tiene grandes desniveles. Posee una torre de planta rectangular y de casi 10 metros de altura.

Dentro podemos observar un patio tras la puerta norte que comunica con otras dependencias del castillo, un aljibe semisubterraneo que es este momento está casi derruido, habitaciones subterráneas que ocupan el lado sudoeste, una explanada principal en la que se puede observar que aunque el terreno es irregular se trabajó en su momento en él para que fuese lo más plano posible y de ahí se obtuvieron muchas de las rocas que luego sirvieron para construir el castillo, la zona de acceso a las caballerizas, la gran cámara y varias habitaciones.

Castillo_de_Miraflores_Piedrabuena_61

Como el castillo está medio en ruinas debemos tener mucho cuidado con los niños para que no se suban en sitios donde se puedan hacer daño o les caiga alguna piedra, aún así es un lugar “mágico” con historia donde podemos pasar una mañana muy divertida siendo “los señores del castillo” y jugando a caballeros y princesas.

El acceso y la visita no están habilitados ni para carritos de bebés ni para silla de ruedas. Si vamos con niños muy pequeños debemos optar por portear.

Al ser un terreno pedregoso es aconsejable llevar calzado adecuado y ropa cómoda, si vamos en verano debemos llevar agua (ya que en las inmediaciones no encontraremos) y protección solar (gorro, gafas, crema protectora) evitando las horas centrales del día. En otras estaciones puede refrescar, no está de más coger algo de ropa de abrigo.

Si vamos a comer en el Castillo o en las  inmediaciones debemos llevar lo necesario para nuestro picnic, recordad no dejar basuras una vez concluido éste y respetar el entorno y la naturaleza.

Tabla_dela_Yedra

Las vistas desde el castillo son muy bonitas y el paisaje merece la pena, además en el término municipal de Piedrabuena podemos disfrutar de un hermoso lugar de gran valor ecológico denominado “Tabla de la Yedra” con numerosos arroyos.

¿Te vienes a pasar el día en el Castillo de Miraflores?

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Castillo de Miraflores
c/ Ramón y Cajal, 1, 13100 Piedrabuena, Ciudad Real España
Cómo llegar


Edad: De 2 a 12

Precio: Gratis