Un baño en las piscinas naturales del río Arenal

¿Un chapuzón en las aguas de un río y que sea seguro para los niños? Entonces vuestro lugar ideal es la zona de baño de las Piscinas Naturales de Arenas de San Pedro, en la provincia de Ávila.

Para llegar a las piscinas hay que dirigirse a Arenas de San Pedro, y una vez pasado el pueblo, coger la carretera que se dirige a las localidades de El Hornillo y El Arenal. A tan sólo 1 kilómetro de Arenas encontraréis el cartel de acceso a la zona de baños, separada de la carretera por un muro. Es muy difícil perderse.

Arenas de San Pedro - Piscinas naturales
La zona de baños está totalmente acondicionada para el público. Hay dos piscinas, una menos profunda para los niños– de unos 50 centímetros- y otra para adultos de 2 metros de profundidad. Esto se consigue a través de unas presas regulan la profundidad de cada charca.

La piscina grande tiene escalerillas, duchas e incluso un trampolín. Pero como se trata de una piscina natural, encontraréis una sorpresa: las truchas del río, que comparten la piscina con los bañistas. El agua está tan limpia y clara que podréis verlas nadar al vuestro lado.

Junto a las piscinas hay un merendero donde tomar o comer algo y, cómo no, una zona de amplio aparcamiento. Las piscinas suelen acoger a mucha gente en los días más calurosos verano, especialmente si es fin de semana, pero bien merece la pena acercarse y disfrutar de un día de baño en plena naturaleza.

El césped y la zona de descanso alrededor de las piscinas está muy bien cuidada, quizá por unas estrictas normas de acceso que debemos respetar: no se permite la entrada de animales de compañía, ni comer, ni los juegos (pelota, palas…). Tenedlo en cuenta antes de emprender el camino con vuestro perro. Un consejo más: os recomendamos llevar sandalias de plástico para el baño.

Arenas de San Pedro - Charco Pelayos
Para los que busquen algo de tranquilidad y un entorno más silvestre, un poco más allá, río arriba, encontraréis el Charco de la Chiva y el Charco Pelayos. Allí hay unos pequeños saltos de agua donde también puede darse un chapuzón. El Charco Pelayos dispone de un restaurante y una zona de picnic con barbacoas a la sombra.

Arenas de San Pedro - Castillo
Si queréis aprovechar vuestra visita a la zona, a seis kilómetros del pueblo de Arenas de San Pedro se encuentran sus famosas Cuevas del Águila, descubiertas en 1963. También está muy cercano un rosal sin espinas que crece en el santuario de San Pedro de Alcántara, del siglo XVI, declarado Monumento Histórico Artístico en 1972. Según la leyenda el rosal es un milagro de San Pedro de Alcántara.

En el centro de Arenas de San Pedro hay un rincón que no os podéis perder: el castillo de la Triste Condesa, desde cuya Torre del Homenaje se puede disfrutar de unas estupendas vistas sobre el pueblo y la Sierra de Gredos.

Un completísimo plan para disfrutar de la naturaleza y del patrimonio de una de las localidades con más encanto de Ávila.

Consulta más planes para niños en Castilla y León.

Fotos del Área de Turismo de la Diputación de Ávila.

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Piscinas Naturales Arenas de San Pedro
Plaza de San Pedro, 05400 Arenas de San Pedro, Ávila
Cómo llegar


Edad: De 0 a 12

Precio: Gratis