Las Torres Vigía de Santa Pola

Las Torres Vigía eran unas construcciones situadas en puntos estratégicos, cercanos a la costa, cuya función era la de avistar al enemigo antes de que éste realizara un ataque o un desembarco. En la localidad de Santa Pola, en Alicante, hay varias de torres de este tipo localizadas por varios puntos de la ciudad.

En cada torreta había 4 soldados o “atajadores”, dos de ellos iban a pie y se encargaban de la vigilancia, mientras que otros dos estaban a caballo y controlaban que el camino entre las torres estuviera despejado, realizaban las labores de comunicación y acudían a las peticiones de auxilio. Las torretas tenían un sistema de comunicación particular, durante el día lo realizaban mediante pequeñas columnas de humo y por la noche a través de las luminarias o antorchas.

Ayuntamiento de Santa Pola

Las torres de vigía de Santa Pola son: Torre del Tamarit en las Salinas, Escaletes en la Sierra y Atalayola en el actual faro.  Tanto la Torre Escaletes como la Atalayola (actual Faro) tenían guardas de a pie, pero no a caballo, por lo que la función de enlace corría por cuenta de los dos atajadores del castillo.

La Torre Escaletes era la encargada de vigilar el sector marítimo prestando especial atención a que el enemigo no se escondiera o desembarcase en la cercana isla de Tabarca. Si veía algún intruso debía dar señal de aviso a la Torre Atalaiola y al Castillo-Fortaleza de Santa Pola. A esta torre también se la conoce como Torre i Pep.

La Torre del Tamarit o Torre de la Albufera o Torre de las Salinas es de planta cuadrada y está entre medias de la Torre del Pinet y del Castillo de Santa Pola. Como no está cercana a la costa su función era la de servir como punto de comunicación con las torres del campo de Elche y vigilar las valiosas Salinas de Santa Pola.

Ayuntamiento de Santa Pola

Un plan muy interesante es visitar todas las torres de vigía de Santa Pola y descubrir, no sólo las vistas con las que contaban estos emplazamientos, sino también las distancias que separaban unas de otras e imaginar cómo se las ingeniaban para vigilar el entorno y comunicarse unas con otras. La ruta puede hacerse en coche, acercándose a cada punto o en bicicleta (visitando una, dos o todas las torres) pero para ello previamente a la Oficina de Turismo para conseguir el mapa de la senda.

Las torres se pueden conocer tan solo por el exterior pero merece la pena acercase a estos puntos emblemáticos de la ciudad.

¿Te apuntas al plan?

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santa Pola
Oficina de Turismo: Plaza Diputación, 6, 03130 Santa Pola, Alicante España
Cómo llegar


Edad: De 0 a 12

Precio: Gratis