Consejos para un buen uso de las tecnologías

Más o menos 100 días hay de vacaciones y llegan las clases de nuevo. Un problema en verano y, en ocasiones, es cómo pasarlo de miedo”. Así comienza la canción de los siempre ocurrentes Phineas y Ferb, dos hermanastros de lo más creativos. A veces nos pasa: con tanto tiempo libre del que disponen, no se nos ocurre qué hacer en verano para que disfruten y disfrutemos también toda la familia. No te vamos a proponer que escales la Torre Eiffel ni que bañes a un mono con gel, como cantan los hermanos de Candance, sino que esperamos que nuestras propuestas sean una excusa perfecta para unir y divertir a toda la familia.

Videojuegos

El uso de videojuegos desarrolla destrezas motrices y cognitivas muy positivas para el desarrollo de tu hijo. Los nuevos videojuegos basados en el movimiento corporal como forma de interacción con el juego, menos sedentarios, ayudan a mantener en forma a tu hijo de manera lúdica. Además, la conexión a Internet de que disponen las nuevas consolas, le permite la posibilidad de jugar en red lo que es un factor que amplifica su contacto social, anteriormente limitado a sus amigos cercanos.

Padres 2.0 te anima a que este verano amplíes a tu hij@ los límites del juego, porque seguro que ha estudiado duro durante todo el año, pero vamos más allá, te proponemos que te unas a tu hij@ dejando que sea él o ella quien te enseñe a jugar y así podáis disfrutar juntos esos momentos. Por otro lado, si fomentas que juegue en línea con familiares o amigos lejanos, será una forma estupenda de seguir manteniendo el contacto.

Redes Sociales

Las Redes Sociales, lejos de incentivar conductas de aislamiento social, potencian y aumentan el círculo social de tus hijos haciendo que nunca estén solos. Son espacios estupendos para compartir información de la red y aprender todos juntos… Pero obviamente existe la otra cara de la moneda en la cual hay que tener en cuenta los riesgos.

Protégele y ayúdale a aprender a protegerse. La privacidad y la intimidad son difíciles de entender a su edad. Recuérdale que su foto, su teléfono y sus datos personales serán accesibles para cualquier persona si los publica en Internet o en Redes Sociales. Estos datos pueden tener un valor en el mercado. No colabores en el tráfico de datos de menores. La posibilidad de que alguien pueda usar sus datos con fines ilícitos es muy amplia.

Padres 2.0 te sugiere que en vez de prohibir aconsejes a tu hijo y le acompañes en todos sus proyectos y dudas, para así poder identificar situaciones de riesgo a tiempo, de las que aprenderéis todos.

Te proponemos la siguiente actividad: ábrete un perfil en cada una de las Redes sociales de tu hijo. Para saber hay que conocer, y qué mejor conocimiento que el que se realiza in situ. Participa y vive lo que es una Red Social desde dentro para poder comprender mejor cuál es el entorno y las interacciones que allí se producen. Que tu hijo te tenga presente siempre tanto virtual como físicamente. Recuerda que ahora, las Redes Sociales son su mundo, y tienes que aprender su lenguaje, eso te ayudará a conocer mejor a tu hijo.

Lee las condiciones de uso de los servicios que usa tu hijo. Todos los servicios de Internet deben tener unas condiciones de uso. Acompáñale en el proceso de registro. Te necesitará. Quizás no esté autorizado al uso del servicio por ser menor de la edad permitida. A veces estos textos legales son poco comprensibles y son difíciles de localizar: si necesitas ayuda escríbenos. Grábate una copia de las condiciones legales y consérvalas. Quizás algún día las necesites.

Móviles / Smartphones

Los teléfonos móviles han venido para quedarse y cada vez son más los menores de edad que cuentan con uno de estos dispositivos en el bolsillo o en su mochila. A nosotros nos aportan seguridad porque nos mantienen en contacto con ellos y los tenemos localizados. Para ellos es el “centro de su universo” donde guardan sus más preciados “tesoros”: fotos de sus amigos, de las cosas que les gustan, de sus ídolos, sus canciones, etc. Si le permites que lleve consigo un dispositivo conectado a Internet las 24h es porque sabes que es capaz de asumir las consecuencias de su uso: qué puede y qué no puede hacer con él.

Enséñale que las leyes también existen en Internet. Que la publicación de datos de menores en Internet sin consentimiento de sus legales representantes puede generar situaciones jurídicas perseguibles y sancionables. Recuérdale que no puede publicar fotos de sus amigos si sus padres no lo han consentido. Podría ser objeto de una condena civil o administrativa.

Te proponemos una herramienta tecnológica muy sencilla de manejar para aumentar la comunicación con tu hijo (especialmente si está pasando por una etapa “poco habladora”). Crea un grupo familiar en WhatsApp, Line o Social Messenger de Tuenti. En ese espacio digital podéis compartir vuestras vivencias de cada día mediante comentarios, fotos… Os mantendrá unidos y será una gran estrategia para conocer vuestros gustos y aumentar la complicidad con tu hijo.

Recuerda:

  • No vivimos en dos mundos: virtual y real. Ambos son reales ya que lo que hacemos en uno influye directamente en el otro.
  • Lo digital no está limitando la conversación, está aumentándola por otros canales.
  • La mejor manera de aprender es jugando, divirtiéndote; sí, también con las cosas “serias”.
  • Antes de prohibirle usar las TIC, educa. Si tienes dudas de cómo funciona, pregúntale a tu hij@ o a nosotros.
  • Tú eres su mejor guía. Enséñale los límites: cuánto, cuándo, dónde, para qué y con quién.

A los padres que no se adapten a los tiempos hiperconectados que vivimos les pasará como a los vecinos de Los Croods: “si no evolucionan, pasarán a la historia”.

Podéis realizar cualquier tipo de consulta en el teléfono: (648.072.365)

Padres 2.0

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *