Lingokids mucho más que una app

Seguro que lo habéis visto alguna vez, ese padre o madre que le habla a su hijo pequeño en inglés con un fuerte acento “Made in Spain”. Algunos de nosotros, al oír los acentos de algunos padres sentimos vergüenza, otros nos quedamos admirados por el esfuerzo del padre, por su determinación. ¿Tú cómo te sientes al oírlo? Pues bien, sea cual fuere tu reacción, lo que es innegable es que estos padres que ponen la vergüenza a un lado, que pierden el sentido del ridículo y se lanzan determinados a darles a sus hijos un segundo idioma, aunque sea con su inglés mediocre y con acento espeso, ¡son un ejemplo a seguir!

Uno de los factores más importantes para asimilar bien una lengua, según se ha demostrado en múltiples estudios científicos, es la inmersión en edades tempranas de los 2 a los 6 años. Durante estos años, el cerebro del niño desarrolla aproximadamente el 50% de su capacidad cognitiva gracias a la gran neuroplasticidad del cerebro en estas edades de crecimiento. Por ello, el exponer al niño al máximo a otras lenguas durante estos años aumenta muchísimo su capacidad para el bilingüismo. Por eso, los padres que hablan a sus hijos en inglés en casa están dándoles una gran ventaja e invirtiendo en su futuro.

kitchen

Por eso nos deberíamos parar a preguntar: ¿El inglés de mis hijos es una de mis prioridades? ¿Estoy contento con las clases de inglés de la guardería o colegio de mis hijos? ¿Estoy haciendo lo suficiente? En la mayoría de los casos, los padres reconocemos la innegable importancia del inglés, pero con demasiada frecuencia delegamos toda la enseñanza de la lengua a los colegios o guarderías de nuestros hijos sin contemplaciones. Damos por supuesto que con eso es suficiente, ¡pero ahí reside la diferencia entre alcanzar el bilingüismo y tener un inglés medio!

Es verdad que existen guarderías bilingües donde nuestros hijos pueden lograr buenos resultados, podemos contratar tutores o niñeras que hablen en inglés con nuestros hijos pero todas estas soluciones son caras y suponen una inversión para la cual quizás no estemos preparados. En el lado opuesto de las soluciones a nuestra disposición están las apps de inglés para niños pequeños y la verdad es que hay una oferta abrumadora – son mucho más baratas al eliminar el factor humano, pero la mayoría de ellas son de baja calidad y no logran mantener la atención de nuestros pequeños demasiado tiempo. El otro problema de muchas apps es que pierden el factor humano perdiendo ese vínculo emocional que ayuda a que el niño se mantenga atento y entretenido para absorber mejor el aprendizaje.

ovejitasPor eso Lingokids, disponible en iOS y Android, es una solución intermedia, asequible en precio (por menos de 100€ al año), que ayuda a nuestros pequeños a desarrollar las bases del idioma en la edad crítica temprana sin sacrificar el componente humano. Con Lingokids el niño tiene una experiencia personalizada guiada por sus profes de carne y hueso, Emma y Wesley, en videos que van acompañando al niño mientras explora los juegos, vídeos y canciones educativos que divierten al niño e introducen el aprendizaje de forma natural. Y para lograr la experiencia de inmersión total, Lingokids ofrece montones de actividades offline complementarias para que los padres puedan incorporar el inglés en el día a día jugando con sus hijos y reforzar así el aprendizaje con el vínculo emocional que sólo los padres tienen con el niño. En definitiva, Lingokids es un completo programa de inmersión temprana a una fracción del coste de un profesor o academia.

oceano

Más información en:

Descárgala gratis aquí

www.lingokids.com

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *