Horchata de avellana

La avellana constituye una gran fuente de proteínas, vitaminas y minerales. La horchata de avellana es una bebida muy nutritiva tanto para adultos como para niños. Se trata de una receta típica de la zona de Alicante (Monóvar y Elda) y de la zona noreste de Murcia (Abarán).

Ingredientes:

Para cinco vasos de 125 ml cada uno

  • ·300 g de avellanas tostadas
  • ·200 g de azúcar blanquilla
  • ·180 de leche de avena (también vale leche normal)
  • ·20 g aroma vainilla
  • ·450 g de agua fría mineral o de descalcificadora, pero no del grifo con cal.
  • ·450 cubitos caseros de agua mineral o de agua de descalcificadora. 

Elaboración

Collage-horchata-avellana2

  • Tostamos las avellanas 15 minutos a 180º (horno previamente calentado) si ya vienen tostadas, y 30 minutos si las hemos comprado crudas.
  • Dejamos enfriar y molemos  las avellanas y el azúcar unos segundos a velocidad 5-10 hasta que estén totalmente mezcladas.
  • Reservamos en un cuenco preferentemente de cristal, y les añadimos la leche de avena y el aroma de vainilla. Refrigeraremos de 8-12 horas, para que se forme una especie de almíbar.
  • Transcurridas esas horas (podéis dejarlo toda la noche) vertemos todo en el vaso de la Th. Y añadiremos los 450 g. de cubitos de hielo, y los 450 g de agua muy fría (descalcificada o mineral) y mezclamos a velocidad velocidad 6-7.
  • Servir  inmediatamente o como máximo en  24 horas, si no podrá agriarse o cortarse. Guardar en frígorífico.

Truquillos y consejos útiles:

  •  Os aconsejo poner los cubitos de hielo hechos en casa, ya que a la hora de picar os costara menos, ya que son menos duros y no continen cal, como los industriales.
  • Es preferible que esta horchata se consuma en 24 horas como máximo para no correr el riesgo de que se agríe.
  • La leche de avena tiene un sabor muy dulce y es muy cremosa, lo que le aporta a esta horchata una cremosidad y textura única. Si no tenéis leche de avena, podéis sustituirla por leche normal, de cabra o de vaca, pero siempre que contenga un cierto nivel de grasa para que pueda proporcionarle sabor y densidad a la horchata.
  • La pasta resultante que nos va a sobrar después de colar nuestra horchata, la podemos utilizar como harina de avellana para un delicioso bizcocho. Eso si, tendréis que utilizarla enseguida, o podrá pudrirse ya que la avellana está húmeda como resultado de todo el proceso que ha sufrido para transformarse en una estupenda horchata.

horchata-sola1

  • Este refresco lo podemos convertir en granizado, sustituyendo únicamente los 450 g de agua mineral fría por otros 450 g de cubitos de agua casera. Con lo que tendríamos en total 900 g de cubitos de agua (casi un litro) de hielo. Obtendremos una textura parecida al granizado o sorbete. Otra forma rápida de obtener un granizado es metiéndo la horchata en nuestro congelador una hora aprox. Y la tectura será parecida a la de un daría como un granizado.

Para los fartons:
• 500 g de harina de fuerza. (puede admitir un poquito)
• 100 g de azúcar blanquilla
• 100 ml de aceite de oliva suave (en su defecto de aceite de maíz)
• 100 ml de agua.
• 40 g. de levadura fresca prensada (2 tacos)
• 2 huevos
• 20 g de aroma de limón.
• 1 cucharadita de sal

Para el almíbar
•150 gr de agua + 200 gr de azúcar
•50 gr de azúcar glass para espolvorear encima.
Pasos de la receta
Collage-Fartons2
  • Precalentamos el horno a 200o.
  • Para empezar, batimos los 2 huevos y el azúcar con la mariposa. Programamos 10 mts, 37o a velocidad 2,5.
  • Una vez transcurridos esos 10 minutos, le añadimos el aroma de limón, el aceite, y la levadura fresca que previamente hemos disuelto y mezclado con los 100 g de agua calentita.
  • 4.Por último añadimos la mitad de harina tamizada(300 aprox.) y una pizca de sal y mezclamos a velocidad 4-6.
  • Una vez bien mezclado, vertemos la otra mitad de la harina y programamos 2 minutos, con el vaso cerrado y a velocidad espiga.
  • Ahora dejaremos que nuestra masa doble su volumen dentro de un bol cubierto con un paño húmedo caliente y fuera de corrientes. Con unos 20-30 minutos bastará, y más ahora que hace calor.
  • Transcurrido el tiempo, amasamos con rodillo y cortamos (con cuidado) nuestra masa en pedazos de 25 gr. quedándo los trozos lo más rectangular posible.
  • A continuación iremos trabajando los trozos, 8. enrollándolos y dejandólos reposar entre 15 y 30 minutos, procurando dejar espacio entre farton y farton para que no se peguen unos con otros.
  • Una vez transcurrido nuestro tiempo, hornearemos durante 10 minutos a 180oC con resistencia arriba y abajo y en la parte inferior del horno ya que se doran con bastante facilidad. Ojo, el tiempo es orientativo. Cuando metáis la primera tanda no os despistéis y vigilad vuestros fartons desde el primer minuto para sacarlos cuando creáis que ya están horneados.

farton3

  • Mientras se hace la primera tanda de fartons y a la vez que no le quitamos ojo al horno, vamos preparando el almíbar. Para ello ponemos en el vaso los 150 gr de agua y los 200 gr de azúcar blanquilla y programamos 7 minutos, 100o, velocidad 2. Es preferible que sea un glaseado espeso para formar el famosos glaseado blanco superficial. Vertemos el almíbar en un recipiente alargado para poder bañar en él la parte superior de nuestros bollos
  •  Cuando saquemos los fartons del horno, y estando calientes todavía, los iremos bañando con el almíbar obtenido y después espolvorearemos por encima con azúcar glass.

Una recete de Marietta
Repostera y bloguera de www.sweetsandgiftsmarietta.com

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *