4 granizados caseros de frutas para estar fresquitos

Para soportar las olas de calor en verano nada mejor que un gélido granizado que calme la sed, hidrate y ayude a bajar la temperatura corporal, aunque sea un poquitín.

Las recetas que te proponemos a continuación son muy fáciles, y apenas necesitas ingredientes para elaborarlas. Además, todas llevan fruta y azúcar, por lo que son ideales para coger fuerzas y evitar bajadas de tensión asociadas a las altas temperaturas.

1. Granizado de mandarina

Esta receta de simply delicious food te llevará menos de media hora y, sin duda, el resultado merece la pena. En un cazo calienta 500 ml de agua y una taza de azúcar, hasta que este se haya disuelto. Añade ralladura de mandarina y mantelo a fuego lento durante 5 minutos.

Mezcla el jarabe de azúcar con el zumo de 8 mandarinas y el zumo de 2 limones. Viértelo sobre una bandeja, fuente o plato y mételo en el congelador durante 30 minutos. Sácalo y ráspalo con un tenedor o un batidor de alambre. Repite la operación 2 o 3 veces más. Por último, sácalo del congelador, déjalo reposar y sírvelo.

granizado_de_mandarina

2. Granizado de limón y romero

Para hacer este granizado de törtchenzeit añade 300ml de agua y 50 gr de azúcar en un cazo y caliéntalo a fuego fuerte durante 5 minutos. Déjalo enfriar mientras exprimes los limones (aproximadamente 150ml). Mezcla el zumo del limón con el jarabe azúcar y añade las ramitas de romero.

Después, viértelo en un recipiente de plástico de forma que quede una capa de 3 centímetros en el fondo y mételo en el congelador durante una hora más o menos, hasta que la superficie empiece a congelarse. Sácalo, revuélvelo con un tenedor. y vuelve a meterlo en el congelador. Repite la operación dos o tres veces cada media hora hasta que el granizado adquiera la textura perfecta (como hielo picado).

granizado_de_limon_y_romero

3. Granizado de sandía

Pon en un recipiente 4 tazas de sandía sin pepitas cortada en cubos, media taza de azúcar y media taza de zumo de limón, y mézclalo con una batidora. Viértelo en un recipiente de plástico grande, de forma que la mezcla cubra el fondo de este y congélalo durante una hora.

Cuando la capa superior esté endurecida, revuélvelo con un tenedor, y repite la operación un par de veces, como en el caso anterior. Si nunca has hecho granizado antes, te animamos a que intentes esta sencilla receta de yummy healthy easy, ¡no te arrepentirás!

granizado_de_sandia

4. Granizado de piña

Mezcla 3 tazas de piña natural troceada y una taza de agua de coco (que puedes encontrar envasada en cualquier hipermercado) y tritúralas con una batidora hasta que quede una mezcla suave. Añade otra taza de agua de coco y revuélvelo.

Vierte la mezcla en un recipiente grande y poco profundo (como una bandeja de horno), y mételo en el congelador durante 4-6 horas hasta que este solido. Sácalo y raspa la mezcla congelada con un tenedor para conseguir pequeños pedacitos de hielo. Puedes ver el proceso paso a paso en beard and bonnet.

granizado_de_piña

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *