Vacaciones con mascota

Cuando hablamos de las vacaciones, no todas las familias incluyen a su mascota en sus planes. De hecho, el verano es la época en la que más abandonos se producen. Desde Sapos y Princesas os ofrecemos ideas para que podáis disfrutar con vuestro animal de compañía de estos días fuera.

Cuando tenemos mascota en casa, qué hacer con ella será una de las primeras preguntas a la hora de planificar nuestras vacaciones. Si dejarlos al cuidado de un familiar no es una opción, sin duda, la mejor será llevarlos con nosotros o buscarles su propia residencia de verano. En el primer caso, un destino de Naturaleza será el más indicado en detrimento de unas vacaciones urbanas.

Aunque normalmente se nos antoje complicado llevar a nuestra mascota de vacaciones con nosotros, sobre todo si además tenemos niños pequeños, en la actualidad existen opciones de alojamiento que nos facilitarán las cosas. Aunque por lo general son los alojamientos en la Naturaleza los que ponen menos problemas a la hora de aceptar animales, cada vez hay más hoteles que ofrecen hospedaje con mascota.

El coste adicional suele ser bastante asequible (entorno a los 10€) o incluso gratuito. Si vuestro animal de compañía es diferente de un perro o un gato, lo más conveniente es llamar antes al hotel para asegurarnos de que no hay ningún problema. Muchos de los hoteles intentan ofrecer habitaciones más grandes para las familias con mascota y, en ocasiones, facilitan una camita para que ésta duerma más cómoda. Para los niños, las vacaciones serán aún más divertidas y enquecedoras si pueden compartir sus juegos con su perro o su gato.

Si preferís viajar sin vuestro animal y disponéis de un presupuesto extra (los precios varían mucho según el centro) siempre tendréis la opción de contar con un hotel para mascotas. Los hay exclusivamente para perros o gatos, o los que combinan ambos. Además de las comodidades, cuidados y amplias zonas para que puedan correr libremente, en la mayoría de ellos se realizan sesiones de musicoterapia que acompañarán al perro o al gato en algunos momentos del día.

Escucharán música alegre a la hora de jugar y relajante para sus momentos de relax o de siesta. Estos centros insisten en la relajación del animal, sobre todo durante los primeros días, con sesiones de masajes acompañadas de musicoterapia, con tal de que superen el stress al separarse de sus dueños.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *