Preparando la llegada de nuestro gatito

¿Estáis pensando en adoptar una mascota? Es una decisión importante para una familia, y más si tenemos niños en casa. Está demostrado que los niños que se crían con una mascota, desarrollan un gran respeto por la naturaleza y los animales, además de que estos pueden ser grandes compañeros de juego para los pequeños de la casa.

Si os apetece tener un animal, pero no disponéis de demasiado tiempo para dedicarle, tal vez un gatito sea una gran opción. Su independencia les convierte en los compañeros ideales de aquellos que no pueden sacarles a pasear varias veces al día ni dedicarle tiempo a su aseo; pero esto no significa que sea un animal que no requiera de cuidados.

Cuando llega un gatito a casa se deben tener en cuenta muchos aspectos que hay que preparar. Los útiles de alimentación, juguetes, su primera visita al veterianrio, el arenero donde enseñarle a hacer sus necesidades, sus juguetes y rascadores… Organizar su llegada en familia puede ser una muy buena manera de crear vínculos entre el animal y los niños desde el primer momento. Pero… ¿qué necesita un gatito en una casa?

  • El arenero

Un caja para que haga sus necesidades es fundamental en un hogar con gato. Debemos elegir una que sea grande para que quepa cómodamente. Os recomendamos aquellas que disponen de tapa y puerta, pero ¡ojo! a esta última no todos se acostumbran.

  • La arena absorbente

Hay muchos tipos de arena para poner la caja. Las mejores suelen ser aquellas aglomerantes que cuando se mojan forman una base compacta que hace que se puedan retirar muy fácilmente con una paleta dejando el resto de arena limpia.

  • Alimento

El alimento que tenemos que comprar debe ser adecuado a su edad y sus características. Os recomendamos no dar de comer nada más al gato, ya que el alimento que compremos, si es de calidad, ha de cubrir las necesidades nutricionales del animal. Hay que tener en cuenta que siempre compensa proporcionar a nuestro gato un producto de gama alta, que se puede comprar fácilmente en tiendas especializadas o en nuestro veterinario habitual.

  • Comedero

Seguro que no sabíais que los gatos prefieren los comederos de porcelana o cristal a los de plástico, ya que los segundos se pueden impregnar de olores, algo que detesta cualquier gato. Normalmente, si no tienen porblemas de alimentación, podemos dejarle su ración diaria completa y el gatito se administrará como mejor le parezca.

  • Bebederos

Al igual que con el comedero, no os recomendamos ponerle utensilios de plástico. A los gatos les gusta beber de varios bebederos, así que podéis colocarlos en diferentes partes de la casa.

  • Peine

Hay gatos a los que no les gusta nada que les cepillen, pero debemos intentar acostumbrarles y hacerles ver que es un momento de placer. Hay que cepillar el pelaje a contrapelo y con suavidad para eliminar los pelos muertos. En los gatos de pelo corto, cepillarles una vez a la semana es suficiente, pero en los de pelo largo o semilargo, la frecuencia debe ser mayor, incluso diaria.

  • Malta

La malta es el producto que se emplea para evitar la formación de bolas de pelo que provoquen obstrucciones intestinales a nuestro gatito tras su aseo. Sobre todo en las épocas de muda del pelo, tenemos que darles malta y, si es posible, un alimento específico para prevenir la formación de estas bolas.

  • Transportín

Este elemento nos será imprescindible desde el primer día de nuestro gatito en casa. Servirá para que podamos trasladarle cada vez que tengamos que llevarle al veterinario o de vacaciones. Deben ser rígidos, de un tamaño cómodo para el gato y estar bien ventilados.

  • Juguetes

Si algo define a los cachorritos es lo juguetones que son, y lo mejor para educarles a jugar adecuadamente es enseñarles a jugar con sus juguetes. Hay multitud de juguetes, pero sus preferidos suelen ser los ratoncitos, plumeros y cañas, aunque ya veréis que ¡todo puede ser un juguete para un gatito!

  • Rascador

Si educamos desde pequeño a nuestro gato a limarse las uñas en el rascador, nos ahorraremos muchos problemas. Y es que este artilugio puede mantener al gatito alejado de nuestros sofás y hacernos la convivencia más fácil… ¡muy recomendado!

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *