Los años humanos de tu perro

El desarrollo de los perros no tiene nada que ver con el de los hombres, ya que sus fases se suceden a mayor velocidad.

No obstante, sería fácil hacer una equivalencia de la edad de un cachorro comparado con un bebé, debido a que tanto los perros como nosotros pasamos por unas fases comunes.

Los bebés humanos nacen con los ojos abiertos pero no son capaces de fijar la vista en los objetos que les rodean al menos, durante el primer mes de vida. Sin embargo, los cachorros, que nacen sordos y ciegos, en apenas unos días empiezan a abrirlos y a desarrollar su oído. De esta forma obtenemos la primera equivalencia, siete días de vida canina son como un mes de vida humana.

Otra fase común es el desarrollo de la dentadura. Nosotros empezamos a echar los dientes hacia los 6-7 meses de media y nuestro “destete” comenzó bastante antes con las primeras papillas. Esto no sucede en los cachorros; ellos suelen comenzar a echar los primeros dientes, hacia los 15 días de vida, momento en que debe iniciarse el destete. Segunda equivalencia: 15 días de vida canina son como 6 meses de vida humana.

Con el control del movimiento pasa lo mismo, mientras que un niño no se mueve con total autonomía hasta los 2 años, un cachorro es independiente hacia los 2 meses. Tercera equivalencia: 2-3 meses de vida canina son como 2 años de vida humana.

Otro aspecto común entre el hombre y el perro es el desarrollo sexual, pero no sucede a la misma edad en todos los perros, sino que depende del tamaño que tengan. Por ello, un perro de tamaño muy pequeño suele madurar sexualmente antes que un perro mediano, en torno a los 5-6 meses, y este, a su vez, bastante antes que un perro gigante,a los 8-9 meses; un perro grande, hacia los 10-11 meses, y un perro gigante, hacia los 13-14 meses. En cualquiera de los casos, estas edades corresponden con los 13-14 años humanos.

Todas estas diferencias tienen que ver con el propio metabolismo de los animales, ya que en ellos es bastante más rápido que el nuestro y varía considerablemente según su tamaño de adulto. También por este motivo los animales se recuperan mucho antes que nosotros de intervenciones quirúrgicas y heridas en general.

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *