La esterilización del perro

Actualmente cada vez son más los dueños que deciden eliminar la capacidad reproductiva de sus perros, con el fin de poder controlar su comportamiento sexual y la posibilidad de que se reproduzca sin su deseo, haciendo desaparecer el celo e incluso la agresividad de algunos machos.

Una de las consecuencias positivas, tanto en hembras como en machos, es que aumenta su esperanza de vida y reduce el riesgo de padecer algún cáncer relacionado con el aparato génito-urinario.

En el caso de las hembras se realiza una ovariohisterectomía, es decir, le extirpan los ovarios y el útero; al macho le extirpan los testículos, lo que los veterinarios llaman orquiectomía.

Tras la esterilización se produce un cambio en el metabolismo de la mascota y su riesgo de sobrepeso se duplica. Para evitarlo, debemos elegir un alimento que satisfaga su apetito y que contenga una cantidad menor de calorías que un alimento formulado para un perro que no está esterilizado; eso sí, con todos los nutrientes necesarios para mantener su salud.

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *