Consejos para evitar la toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis se encuentra en seres humanos y animales, sobre todo en felinos. Sin embargo, ante la llegada de un nuevo miembro a la familia, aunque es aconsejable tomar precauciones, uno no debe, bajo ninguna circunstancia, abandonar a su gato.

Existen medidas preventivas para impedir un posible contagio si se tiene un félido en casa:

  • El animal transmite el parásito mediante las heces. Por ello, es importante utilizar guantes para limpiar la caja de arena.

  • Desparasitarlo trimestralmente.

  • Evitar que ingiera carne cruda.

Asimismo, durante la gestación, se deben tomar otro tipo de precauciones, ya que el gato no es el único portador de la toxoplasmosis: evitar comer carne poco cocinada, verduras crudas mal lavadas y embutidos y leche sin esterilizar.

Ante un embarazo, dicha enfermedad no es un motivo para abandonar a tu gato. Siguiendo unas pautas de higiene se reducirán  los riesgos de contraer una infección.

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *