¡Adiós a las bolas de pelo!

Los gatos tienen la costumbre de lavarse con la lengua, lo que produce que se formen bolas de pelo en el aparato digestivo. Normalmente esta ingestión de pelo no es muy grande y suele expulsarse con las heces, pero en caso de que el gato ingiera mayor cantidad, por ejemplo, durante la muda estacional, corre el riesgo de que se formen  grandes bolas.

Los gatos tienen una gran facilidad para expulsar el contenido  gástrico mediante el vómito, por lo que la formación de bolas de pelo no debería suponer un problema para su salud. Sin embargo, en casos graves sí entraña riesgos, especialmente si el gato no llega a vomitarla y le obstruye las vías respiratorias, lo que puede provocarle la muerte por asfixia.

Para tranquilidad de todos, el riesgo que tiene la formación de bolas de pelo puede evitarse de manera sencilla:

  • Minimizar la ingestión de pelo con un buen cepillado diario para quitarle cantidad.
  • Darle jalea de malta de manera habitual. En gatos de pelo corto será suficiente con una o dos dosis semanales; en los de pelo largo, entre dos y tres por semana.
  • Permitir que ingiera hierba gatera, algo fácil porque los gatos comen plantas instintivamente y que es útil por el contenido fibroso de la planta, que ayuda a arrastrar el pelo hasta expulsarlo con las heces.
  • Otra alternativa es dar al gato un alimento especial para eliminar las bolas de pelo, que puede ser su único alimento porque cuenta con todos los nutrientes necesarios para él. Este tipo de alimento es muy útil durante el período de muda, pero también pueden darse durante todo el año a los gatos que viven dentro del hogar y hacen mudas constantes.

 


También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *