10 planes navideños imprescindibles

Os contamos los 10 planes que debéis hacer dentro y fuera de casa y que no pueden faltar en vuestra agenda navideña de este año.

 1. Christmas caseros

Recibir una felicitación de Navidad siempre hace ilusión, y mucho más si esa felicitación ha sido hecha a mano por los más pequeños de la casa. Los niños disfrutarán de una tarde de manualidades y creatividad ¿Quién se atreve a hacer el Christmas más original?

2. Decorar nuestra casa

Si sois de los que disfrutáis decorando la casa en ocasiones especiales, la Navidad no podía ser menos. Poner el Árbol y el Belén en familia os proporcionará algunos de los ratos más divertidos de los preparativos navideños. A la hora de colocar el Belén podemos optar por combinar elementos naturales de ambientación (como ramas y musgo), con las figuras del nacimiento. Yendo de excursión a por los diferentes elementos pasaréis un rato de lo más entretenido. Además, cada Navidad podéis añadir una nueva figurita al Belén, eligiéndola todos juntos en el mercadillo navideño de vuestra ciudad.

Poner el Árbol de Navidad es otro de los momentos que más disfrutan los niños, y en su decoración vale casi todo. Vuestros hijos pueden elaborar los adornos, combinándolos con los que hayáis adquirido… ¡Preparaos para un festival de colores y luces en vuestro salón!

3. Visitar un Belén

La costumbre centenaria de origen italiano de “poner el Belén” es una tradición que se extiende a muchas iglesias, conventos y edificios de acceso público. Estas recreaciones del nacimiento de Cristo llegan a ser en ocasiones tan espectaculares que merecen una visita en familia. Belenes seleccionados por su valor artístico, de procedencias diversas y estilos diferenciados, algunos asistidos por las más modernas tecnologías, aguardan nuestra visita repartidos por las calles y plazas de todas las ciudades. Algunos son Belenes vivientes con actores… A los niños les encantarán.

4. Ir al cine y al teatro

Disfruta de lo nuevo de Disney, de las aventuras de Bilbo Bolsón, de un Futbolín que cobra vida, de la vuelta de los Dinosaurios más increíbles, o de comida convertida en animales… Estas Navidades, la cartelera está llena de novedades. ¿Qué mejor manera de pasar una tarde en familia, que en una sala de cine comiendo palomitas? También debemos aprovechar estas fechas para ir a ver alguno de los numerosos espectáculos que oferta la cartelera.

5. Escribir la carta a los Reyes Magos

Antes de escribir la carta definitiva a los Reyes, y tras haber marcado con “Me lo pido” todos los catálogos, os recomendamos una visita en familia a un centro comercial cercano para echar un vistazo en vivo a los regalos que hemos fichado y así evitar futuras decepciones. Escribe con tus hijos los deseos y regalos que queráis pedirle a los tres magos de Oriente e id a echar juntos la carta al buzón. Melchor, Gaspar y Baltasar podrán así leerlas con tiempo y no dejarse ningún regalo por el camino ¡Portaos bien para que no os dejen carbón!

6. Visitar un mercadillo 

En Navidad todas las ciudades tienen un mercadillo; ya sea para comprar regalitos artesanales o para adquirir la decoración y dulces típicos de esta época tan especial. Os sugerimos aprovechar uno de los días que debemos encontrarnos con los amigos u otros miembros de la familia para dar una vuelta por estos espacios, que emanan ambiente navideño por cada uno de sus rincones.

7. Cocinar juntos

Os invitamos a hacer partícipes a vuestros hijos de las celebraciones en casa de una forma activa, y ¿qué mejor manera que cocinando juntos alguno de los platos que serviréis en alguna de las comidas familiares? Cocinar un plato sencillo y que les guste hará que paséis un rato muy divertido. Consultad la sección de recetas de Sapos y Princesas en la web para encontrar ideas deliciosas.

8. Cantar villancicos

Un pandereta, un triángulo, la zambomba, una botella de anís… ¡y a cantar! Los villancicos son imprescindibles en toda fiesta navideña que se precie. Si vuestros hijos no conocen muchos, ponedles al día con los que cantabais en vuestra infancia. O tal vez tengan que enseñaros ellos a vosotros… Los niños son los mejores animadores de estas fiestas, disfrútalo mientras puedas, el tiempo pasa volando.

9. Tomar las uvas y pedir deseos

El día 31 están nerviosos porque,  aparte de acostarse más tarde que de costumbre, hay mucho movimiento en casa. Una forma de tranquilizarles es asignarles una tarea. Así que este año, serán ellos los encargados de contar y preparar las 12 uvas para todos. A las 00:00, debe estar todo preparado para inaugurar el Año Nuevo y cumplir con una de las tradiciones más divertidas ¡No os olvidéis de pedir vuestros mejores deseos al año nuevo!

10. Cabalgata de Reyes 

Se acerca el fin de las fiestas navideñas… pero no pasa nada, porque llega uno de los momentos más esperados del año: ¡Vienen los Reyes Magos! Todos los años pasan por tu barrio, tu pueblo o las calles principales de tu ciudad, así que no tienes excusa. Este día hay que acostarse temprano para que los Reyes puedan dejar todos los regalos, pero no podemos perdernos la Cabalgata de nuestra ciudad, pueblo o barrio para conocer a Melchor, Gaspar y Baltasar y recoger caramelos.

 

 

 

También te puede interesar:

2 comentarios

  1. seudonima

    Madre mía que originalidad!!

  2. carmen una madre motivada

    hago cada uno de esos planes cada año como si de un ritual familiar se tratara, y la verdad es que me encanta.

    pasaros por mi blog para ver todo lo que hago con mis hijos y otras muchas cosas

    http://unamadremotivada.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *