Vamos a la playa, ¡a jugar!

Todo un día de playa os espera… sol, mar y diversión. Aquí os proponemos algunas ideas de juegos en la playa para que vuestro día sea más que completo.

 

El castillo mágico

El más clásico de los juegos en la playa es sin duda el castillo mágico. Primero deberéis alisar el espacio donde se erigirá vuestro castillo. Luego, deberéis poner arena humedecida en cubos de diferentes tamaños con los que, al girarlos, iréis creando las torres de vuestro castillo. Inventad nuevas formas de castillos. Podrías jugar a hacer el castillo del dragón o de los enanos.

No olvidéis crear una entrada secreta para cuando el castillo sea invadido por los enemigos… además de hacer los suficientes canales para que fluya el agua del mar cuando la marea suba.

 

¡Saltad lo más alto que podáis!

En un espacio amplio con arena blanda trazad una línea en el suelo de un metro de largo aproximadamente. Esta será la zona de partida desde donde los niños iniciarán los saltos.

Podéis probar a jugar con diferentes tipos de saltos: el más largo, el más raro, el más divertido, imitando animales, cantando o gritando. Previamente, votad quién será el juez que decida quién gana cada especialidad de salto.

 

La montaña de arena

Formad una montaña de arena mojada. En la cima clavad un objeto ligero vertical, como una pluma o un junco que encontréis en la playa. El objetivo del juego es que cada niño, uno a uno, vaya sacando arena de la gran montaña sin que se caiga el objeto de la cima.

Cada participante deberá hacer su propio montón con la arena que va sacando de la montaña; ganará el que más arena haya acumulado sin hacer caer el objeto.

 

Buscando el tesoro perdido

Elabora una lista de tesoros que los niños deberán buscar por la playa: conchas de diferentes colores, algas marinas, piedras de formas distintas o con franjas de tonos diversos, un objeto misterioso, etc.

Si son varios niños podéis formar equipos, así será más divertido ya que éste es un juego de competencia. Comenzad diciéndoles el primer tesoro que deberán encontrar. Una vez que lo encuentren, id a por el siguiente. ¡Gana quien encuentra todos los tesoros de la lista antes!

 

Juegos en la playa para niñosUn roscón playero

Os damos una versión veraniega del roscón de reyes: Construid un roscón de arena y esconded en su interior una concha, que habréis elegido entre todos. Luego, con el dedo o con la ayuda de una pala dividid el roscón en varias porciones.

Cada niño deberá elegir su pedazo y excavar en él para saber si le ha tocado la sorpresa. ¡El que encuentra la concha en su porción podría ser el rey del día!

 

Siguiendo las huellas

Podéis elaborar un recorrido dejando huellas con vuestras manos o pies sobre la arena. La idea es que los participantes sigan el recorrido sin salirse. Cuanto más difícil sea éste, más divertido será el juego.

Podéis hacer huellas muy separadas que obliguen a dar grandes zancadas o giros inesperados, muy seguidas que hagan caminar con los pies muy juntos o hechas con la mano que les indiquen que hay que caminar con las cuatro extremidades o sólo tres. Los niños podrán participar en la creación del recorrido para sus compañeros.

 

Una momia se levanta… ¡corred!

Cavad varios huecos poco profundos en la arena del largo sufi ciente para que un niño se pueda tumbar dentro. Una vez que se hayan metido en ellos, cúbridlos con arena hasta el cuello. Mojad un poco la superfi cie y pedidles que intenten desenterrarse. Gana la momia que escape primero de su sarcófago.

 

Saltando entre toallas

Delimitad un espacio que será el terreno de juego. Colocad dos o tres toallas extendidas en cualquier parte, separadas entre sí. Cada toalla será el espacio donde se está a salvo. Por sorteo escoged qué niño será el “cazador”, quien se encargará de perseguir a los otros niños dentro del terreno de juego. Los demás deberán correr de una toalla a otra evitando ser atrapados.

Vosotros seréis los árbitros que deberéis indicar cuándo los niños correrán de una toalla a otra. El que es tocado por el “cazador” o sale del terreno de juego, deberá asumir el rol de este en el siguiente juego.

 

Golf en miniatura

Alisad un gran espacio cuadrado sobre la arena. Humededlo ligeramente y moldea un pequeño circuito con suaves elevaciones y algunos hoyos. Cada jugador deberá conseguir una canica o piedra redonda. La idea es que realicen el recorrido intentando meter la piedra o canica en los hoyos. Gana el que complete el circuito con menos golpes.

 

Una pista de carreras

Construye una montaña de arena mojada lo sufi cientemente alta para que desde la cumbre fluya un camino lleno de curvas, túneles, badenes, puentes… hasta llegar a la meta. Una vez lista, los jugadores deberán poner una canica o piedra redonda en la cima y darle un ligero golpecito para que ruede por si sola por la pista. Gana el que llega antes a la meta.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *