Tu propio océano en miniatura

Con este calor y los niños venga a corretear, nos entran ganas de hacer actividades al aire libre. Si estáis de vacaciones proponerles a vuestros niños un entretenido proyecto que seguro disfrutarán.

En vuestra próxima visita a la playa hacer que los niños busquen unas cuantas conchas marinas, y cojan un poco de arena. Luego tomaréis una botella de plástico y la convertiréis en su pequeño océano en miniatura. ¡Veréis que divertido!

 

Materiales:

– una botella de plástico de medio litro
– 10 conchas de mar
– 1/4 taza de arena
– colorante de alimentos verde y azul
– purpurina plateada
– agua
– aceite de bebé
– pistola de pegamento caliente

Paso a paso:

Verted la arena y las conchas de mar dentro de la botella. Mezclad una gota de colorante azul y una gota de colorante verde en 6 tazas de agua. Luego verted la mitad de este líquido en la botella. El paso siguiente: agregar un poco de purpurina. Llenad el resto de la botella con aceite (sin llenar completamente la botella).

Cerrar bien la botella colocándole una gota de pegamento caliente alrededor de la tapa (este paso debe ser realizado por un adulto).

¿Qué tal te ha quedado el mini-océano? ¡Esperamos que os haya gustado el resultado!

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *