Los juguetes ayudan al sano crecimiento de los niños, con ellos los pequeños crean su mundo de fantasía día a día y se convierten en una herramienta para el divertido aprendizaje. Es por ello que a la hora de escoger juguetes debemos tomar ciertas precauciones e intentar dotar a nuestros hijos de productos educativos, que estimulen sus habilidades y destrezas y, sobretodo, sean seguros.

El lugar en el que adquirimos los juguetes puede ser determinante a la hora de querer ofrecer seguridad a nuestros hijos. Actualmente se pueden comprar en múltiples establecimientos como jugueterías, grandes almacenes, hipermercados e incluso on-line.
¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un juguete?
Sea cual sea el lugar de compra, nuestro nivel de exigencia debe ser igual de estricto, y deberemos fijarnos en que los artículos dispongan de información y condiciones fundamentales para la seguridad de los más pequeños.
  • Procura observar que el artículo dispone del indicativo CE. Este marcado nos informa de que el juguete cuenta con el cumplimiento de la normativa
  • en materia de seguridad.
  • Todo artículo de juego debe tener sus instrucciones de uso en el idioma del país en el que se comercializa. Se trata de una herramienta básica para saber jugar con él.
  • Otra información indispensable es el etiquetado. Los datos que éste nos facilita a cerca del fabricante, pueden ser fundamentales a la hora de tomar la decisión de compra y deben ir en el idioma del país en el que se comercializa.
  • Deberá disponer de unas advertencias acerca de los riesgos posibles en el uso del juguete y la manera de evitarlos.
Existen otro tipo de etiquetas que no son obligatorias y que nos informan de otros aspectos como los indicadores de protección medioambiental, calidad, etc.
En base a estas pautas escogeremos el juguete que más seguro sea para el niño, teniendo en cuenta que:
  • Deben ser artículos adecuados según la edad.
  • Tienen que cumplir la normativa y seguridad que se exige.
  • Mantener una actitud de cuidado por el juguete de manera que no sea peligroso.
El objetivo debe ser jugar con juguetes seguros. Para ello será necesaria la supervisión de un adulto, tanto en la elección del artículo como en el uso seguro de éste.
¿Qué juguete es más adecuado?
En manos de un niño cualquier objeto puede ser un juguete y convertirse en su elemento de diversión.
Los artículos de juego deben enriquecer y estimular el juego del niño, muchas veces algunos materiales que acaban en sus manos se convierten en interesantes propuestas para ellos.
Debemos ser conscientes de que no todos los objetos son adecuados para el juego, algunos pueden resultar incluso peligrosos ya que no han sido sometidos a las pruebas de seguridad específicas que requiere un juguete. Es importante vigilar qué objetos se están utilizando en el juego.
En cambio otros materiales llegan a convertirse en parte del mundo lúdico del niño y favorecen a su diversión y creatividad, como las casitas de muñecas hechas en una caja de zapatos, pelotas de papel, etc.
Es bueno que el niño juegue en diferentes entornos con distintos materiales y que los comparta con niños de otras edades.
Pero también que el juguete se adapte lo máximo a su edad y que un adulto supervise cualquier riesgo que pueda existir.
El artículo de juego debe ser entretenimiento para el niño y una herramienta para que éste desarrolle sus capacidades y creatividad. A la hora de elegirlo procura que proporcione a tu hijo un juego educativo y seguro.
Las ventajas del juego son infinitas y éste nos ayudará a conocer de cerca a nuestro hijo y a participar en su crecimiento por entero.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *