Se acerca una de las épocas del año en la que los niños por un día se pueden convertir en el personaje que quieran. Un superhéroe, un pulpo, un tomate, un racimo de uvas o cualquier cosa que imaginen, ha llegado el Carnaval.

Si el tiempo se te ha echado encima o no has encontrado un disfraz que ponerle a tu hijo, que no cunda el pánico, en Sapos y Princesas queremos ayudarte con esta tarea, así que nos hemos puesto manos a la obra y hemos buscado un disfraz que podéis hacer con vuestras propias manos.

Así de fácil, bueno, bonito y barato, para que tu hijo no sea el típico Spiderman.

Materiales: 

  • 1 m. de foam de color naranja.
  • 1/2 m. de fieltro de color camel.
  • 1/2 m. de fieltro de color verde.
  • Pegamento para ropa o pistola de silicona con barras de silicona.
  • Tijeras.
  • Cartón.

Pasos a seguir: 

disfraz-naranja

1. Hacer los moldes de cartón de: círculo de la naranja, gajos y hojas.

2. Poner el círculo en la parte trasera del foam y marcarlo 2 veces. Recortar el cuello.

3. Recortar los círculos del foam.

4. Poner el molde del gajo en el fieltro color cámel y marcarlo 8 veces.

5. Recortar los 8 gajos de fieltro y pegarlos sobre la parte frontal del foam.

6. Poner el molde de las hojas en el fieltro color verde y marcarlo 2 veces.

7. Recortar las hojas de fieltro y pegarlos en la parte trasera del foam.

8. Cuando las dos partes están terminadas, se unen cosiendo con máquina. Coser solamente hasta la altura de la cadera, dejar un hueco a cada lado para sacar los brazos y otro arriba para la cabeza.

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *