Colaborar en casa, tarea de todos

Educar a los más pequeños para que colaboren en casa puede ser una tarea muy sencilla si la inculcamos a tiempo.

Desde Sapos y Princesas queremos proponeros algunos consejos muy prácticos, con los que los pequeños, además de aprender a colaborar en casa, se lo pasarán en grande y, sobre todo, con los que disfrutaréis en familia. Nuestros consejos incluyen manualidades para poner orden en la casa, recetas para pasar tiempo en familia y trucos para que participar en las tareas del hogar no sea un esfuerzo y se convierta en hábito.

1. Cread vuestro propio calendario

01calendario

¿Os cuesta trabajo que los niños ayuden en las labores de casa?, ¿estáis cansados de repetir lo mismo día tras día? “Recoge tus juguetes, quita la mesa, ponte a estudiar…”

Para todos estos quebraderos de cabeza os proponemos que elaboréis un calendario mensual  en familia, y así repartiros las tareas de  casa.

¿Cómo lo haréis?

Para hacer más atractiva dicha actividad podéis ofrecer a vuestros hijos sus bebidas favoritas y ponerlas en el centro de la mesa. Los elementos que vais a necesitar para elaborar el calendario mensual son:

  • cartulina
  • rotuladores de colores
  • pegatinas que tengáis en casa para decorar

Antes de comenzar debes de repartir una fotocopia de un calendario mensual en blanco para que todos puedan participar en la distribución de tareas, después de que se haya repartido el trabajo, escribiréis en una cartulina grande lo que corresponde a cada uno.

Podéis aprovechar para incluir cumpleaños, actividades extraescolares, horarios de estudio, etc…

Un buen momento para elaborar el calendario puede ser la última semana de cada mes así resultará más fácil planear las actividades de cada uno con antelación. Una vez terminado, deberéis colgarlo en un lugar visible para todos.

*Muy importante, si al principio no hacen las cosas bien, no os estreséis,  lo importante es que se sientan partícipes de todas las tareas.

2. En la habitación

Muchos padres no damos abasto, trabajamos, compartimos las tareas de casa y nos ayudamos en la medida de lo posible, pero la familia va aumentando y con ello el nivel de exigencia y el volumen de las tareas domésticas.

No os carguéis  todo a la espalda y delegad en vuestros hijos algunas tareas que ellos puedan realizar, siempre en función de su edad, como hacer la cama o recoger la habitación.

Hacer la cama

Para iniciar a nuestros pequeños en el ‘arte de hacer la cama’, podemos proponérselo como un juego, al principio estaremos con ellos y debemos disfrutar y aprovechar el tiempo que hayamos destinado a dicha tarea.

02hacer_la_cama

  • Levantaremos un vendaval con las sábanas
  • Haremos una guerra de almohadas
  • Una casa secreta

Una vez terminado el juego haremos desaparecer, como si fuéramos “auténticos espías”, todo rastro de huracán, batalla o cueva secreta haciendo juntos la cama y enseñándoles a perseguir arrugas. Los más pequeños pueden ayudar poniendo la almohada en su sitio y disponiendo sus muñecos favoritos en la cama como más les guste.

Organizar los juguetes

03recoger_los_juguetes

Otra de las tareas que les podemos encomendar es organizar los juguetes,  como lema podemos hacer una pancarta “Cada Juguete quiere su espacio”, y así motivar y concienciar a los peques de la importancia del orden.

Para comenzar con la tareas de la recogida podemos proponerles hacerlo de una forma atractiva y diferente.

¿Qué os parece si creamos una caja de los secretos?, ¿cómo hacerla?

Pues antes que nada debemos coger una cajita de zapatos y dejaremos que nuestros niños las decoren como más les guste, pegatinas, dibujos, cromos…

En la ‘Caja de los secretos’ pueden guardar todo aquello que no tenga un lugar fijo y que nunca saben donde guardar, las ‘pequeñas minucias’ que no te dejan tirar y otros ‘tesoros’.

Los demás juguetes deben guardarlos como si de un juego se tratase al más puro estilo Mary Poppins, en el que los niños se divierten ayudando a la vez que aprenden que una vez terminado el juego los juguetes deben de recogerse y ordenarse, así se conservan mejor y ¡siempre los encontaremos cuando queramos jugar con ellos!.

Podemos poner en cada estantería una letra del abecedario, los niños pueden guardar los juguetes y así aprender letras y palabras.

Zona de estudio

Para crear un buen hábito de estudio es fundamental que los niños dispongan de una zona fija de trabajo destinada a realizar las tareas del cole, dibujar, hacer manualidades, etc.

Es recomendable que este espacio se encuentre en su cuarto, siempre que el tamaño de la habitación lo permita. Enseña a tus hijos que en ese metro cuadrado nunca debe haber nada más que algunos utensilios necesarios, los menos posibles, como un atril o un bote de lápices. Te enseñamos como puedes hacer un maletín de dibujo y un portalápices muy divertido.

Es su responsabilidad recogerlo y colocar cada cosa en su sitio después de usarlo. Viéndolo despejado verás cómo se animan más fácilmente a trabajar en él.

3. En la Cocina

Un auténtico cocinillas

04cocinar

No hay cosa que más le guste a un niño que  ayudar en la cocina, mancharse las manos y sentirse útil mientras se divierte. Si vuestros peques son de buen comer seguro que les apetecerá probar la comida que estén preparando lo que fomentará una buena nutrición, además de concienciarles a la hora de ayudar.

En primer lugar debemos dejar claro nuestro rol de ‘chef principal’ y que ellos están para ayudarnos y para probar lo que están cocinando.

Nuestro Sapo Chef te propone una idea súper divertida, establecer un día internacional a la semana, como por ejemplo: la ‘noche Italiana’, además cada semana podéis ir variando los ingredientes. Te enseñamos a hacer unas minipizzas riquísimas y muchos más platos en nuestra sección de recetas.

Poner y quitar la mesa

05Poner_la_mesa

¡Todo listo para disfrutar de una rica comida en familia! Pero antes tenemos que poner y quitar la mesa, pero ¿a quién le toca hoy? Es la hora de comprobarlo en nuestro calendario mensual y ponerse manos a la obra.

Recuerda, todos estas pequeñas responsabilidades en casa, son la base para que los niños adquieran buenos hábitos en las tareas del hogar, así que ¡cuanto antes empecemos antes se concienciarán de su importancia!

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *