6 consejos para navegar en barco con niños

Los expertos de Nautal, ofrecen una lista de recomendaciones esenciales para que las familias con niños puedan disfrutar este verano de unas agradables  y seguras vacaciones en  alta mar.

Con el fin de la época escolar y de los campamentos de verano, surge la búsqueda de ideas para entretener a los más pequeños y poder disfrutar de ellos durante las vacaciones. Ante el gran abanico de actividades que pueden hacerse en familia, tanto padres como hijos suelen decantarse por la playa, el mar y la aventura. De modo que, ¿por qué no hacer un viaje en barco con la familia? 

Por ello, estos expertos ofrecen algunos consejos básicos a tener en cuenta a la hora de navegar con niños:

  • Respetar la meteorología

Es muy importante salir a navegar con un tiempo favorable. Por ello, es imprescindible informarse sobre el estado del mar y la previsión meteorológica para esos días.

  • Chaleco salvavidas

Otro aspecto a considerar cuando hay niños pequeños en una embarcación es  controlar en todo momento que estos estén equipados correctamente con el chaleco salvavidas en todo momento. Además, es importante que siempre haya un adulto vigilando sus movimientos por las zonas peligrosas de un barco como las escaleras o la cubierta para evitar caídas o golpes fuertes.

  • Adaptar las camas

Para dormir tranquilos sabiendo que los más pequeños duermen seguros y no pueden caerse de la cama durante la noche, desde Nautal aconsejan acondicionar las camas del interior del barco poniendo unas redes de protección especiales.

  • Protección solar

Además de las medidas de protección solar básicas cuando se va con niños a la playa como ponerles crema solar protectora, a la hora de navegar resulta imprescindible que los niños lleven siempre gorra y que el barco disponga de toldo. De esta manera, los padres pueden asegurarse de que sus hijos no sufran insolación, quemaduras u otro tipo de percances en alta mar.

  • Tripulación suficiente

No todo el mundo tiene una gran experiencia navegando en barco y a ello se le suma que una persona tiene que estar íntegramente dedicada al niño. Por ello, “si se puede navegar con confianza en solitario, será suficiente con que vayan dos adultos a bordo, pero de lo contrario, es mejor ir con más gente para poderse repartir las tareas”, advierten desde la empresa náutica.

  •  ¡Disfrutar!

Por último,  disfrutar al máximo de los buenos momentos que ofrece la aventura de navegar juntos en familia. Gozar de la brisa marina, el mar, la tranquilidad, los juegos y todas las anécdotas divertidas que puedan surgir durante el viaje.

Información cortesía de Nautal

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *