¿Buscas cole para el curso que viene? Pedagogías alternativas

Una de las preguntas que surgen cuando los padres buscamos colegio para nuestros hijos responde al cómo se enseña, el qué se enseña y con qué objetivos. Saber qué método pedagógico sigue cada centro es una cuestión que cada vez cobra mayor importancia. La pedagogía convencional y tradicional, que impera en la mayoría de centros, se ha puesto en duda y a debate, frente a pedagogías conocidas como alternativas, que a pesar de que muchas llevan años de recorrido, no se les había dado apenas voz. Entre las pedagogías alternativas, encontramos diferentes fundamentos de base, pero sin embargo todas comparten una visión crítica de la pedagogía tradicional que aun siendo propia de la era industrial, hoy en día dirige el sistema educativo.

Nombres como María Montessori, Paulo Freire, Rudolf Steiner, J.H. Pestalozzi, W.H. Kilpatrick, Jean Piaget, Célestin Freinet, etc.  son algunos de los grandes pensadores y educadores que sentaron las bases de las pedagogías alternativas. La mayoría vivieron entre el siglo XIX y XX , años en los que nace la Escuela Nueva gracias a la conciencia de la transformación social de la época. La Nueva Escuela cuestionaba a la vieja escuela (pedagogía tradicional) y esta tendencia educativa de carácter reformista nace en toda Europa como una alternativa pedagógica en la que se unen esfuerzos y objetivos tanto de las familias como de los profesores.

Hoy son cada vez más los profesionales de la educación que defienden un nuevo paradigma educativo y que dentro del sistema educativo convencional aplican nuevas pedagogías. Y cada vez hay más centros y escuelas que toman métodos pedagógicos no tradicionalistas, lejos de la pasividad del alumno, la memorización y repetición, la clasificación según resultados, consideración de las matemáticas y el lenguaje como ejes únicos del desarrollo.

Las pedagogías reformistas se centran en la personalidad y características propias de cada niño, atendiendo de forma individualizada las necesidades de cada uno. Busca el desarrollo integral del niño a través de un aprendizaje crítico, comprensivo y multidisciplinar. Se da libertad y protagonismo al alumno como constructor de su propio conocimiento. Se da importancia al entorno escolar y a los espacios, y se fomenta la creatividad y expresión artística.

pedagogias-alternativas

A continuación, os explicamos las características de las principales pedagogías alternativas que en España podemos encontrar.

Método Montessori (Pedagogía María Montessori)

Se basa en que la familia y los profesores preparen y ofrezcan estímulos adecuados a los niños que les permitan elegir en función de su curiosidad innata, para así desarrollar su propio método de aprendizaje.

En las aulas hay grupos de niños de diferentes edades, siguiendo cada grupo su propio ritmo y a través de un aprendizaje cooperativo entre los grupos. Se siguen los objetivos del currículo oficial pero con una metodología diferente a la tradicional, centrada en los ritmos y método propio de aprendizaje de cada niño. Permite la autocorrección y por ello no son necesarias las calificaciones.

Los materiales están diseñados por María Montessori para adquirir una determinada habilidad. El adulto es una guía de aprendizaje, de manera que los alumnos consigan hacer las cosas por sí mismos. Se le da libertad al niño para moverse por el espacio y hacer la actividad que más le apetezca sin que ésta sea impuesta.  La imaginación no tiene un papel importante, y por ello no se fomenta especialmente para evitar que se confunda con la realidad.

Método Waldorf (Pedagogía Rudolf Steiner)

Da mucha importancia a la vida doméstica y busca reproducirla en el colegio. Tiene una concepción más global del ser humano, por lo que el aprendizaje es secundario frente a la formación global y la alimentación del espíritu. Como la metodología Montessori respeta al niño y sus ritmos de aprendizaje y desarrollo. Le da libertad para moverse por el espacio y los muebles están hechos a la medida de los alumnos para que puedan moverlos, manipularlos, etc. A diferencia de Montessori si se da mucha importancia a la imaginación. El aprendizaje de las letras y números no se introduce hasta los siete años y los materiales son rudimentarios y se busca que el niño juegue y trabaje con ellos de distintas maneras, manipulándolos para fomentar la creatividad e imaginación. Al igual que se da mucha importancia a las materias artísticas y al juego al aire libre, de manera que todos los días los alumnos jueguen fuera de las aulas. El profesor pretende ser más que un guía, trata de ser un modelo, una inspiración, y cada alumno tiene el mismo profesor-tutor durante todos los cursos de un mismo ciclo para favorecer una buena relación.

Metodología Reggiana (Pedagogía Loris Malaguzzi – Escuelas Reggio Emilia)

Estas escuelas están consideradas mundialmente las mejores escuelas infantiles. Uno de los puntos fundamentales en los que se basa es la imagen del niño que experimenta el mundo, que se siente parte de él desde que nace, lleno de curiosidad, deseos y habilidad de comunicarse, además de ser completamente capaz de crear mapas para la orientación personal, social, cognitiva, afectiva y simbólica. El niño es co-constructor, desde que nace, de conocimiento, cultura e identidad.

La metodología Reggio da mucha importancia a las familias y al contexto. Su objetivo es crear una escuela amable, activa, inventiva, habitable, documentada y comunicable, un lugar de investigación, aprendizaje y reflexión, donde se encuentren a gusto tanto las familias,  como los niños y los educadores.

El desarrollo artístico tiene mucho valor para las escuelas reggianas por su forma de entender el arte como herramienta de aprendizaje y de conocimiento, además de una expresión consustancial a la infancia. En sus proyectos educativos siempre son protagonistas las prácticas artísticas y el dibujo, por ejemplo, a menudo se convierte en una herramienta de análisis y comprensión de la realidad.

Esta metodología prioriza un ambiente de confianza y seguridad, para garantizar el bienestar del niño como base para que se produzca el aprendizaje. El docente debe orientar, guiar, cultivar y potenciar el potencial intelectual, emocional, social y moral del alumno. No hay currículo ni programaciones, y los proyectos se basan en experiencias movidas por la curiosidad. Hay zonas contiguas, taller de arte, gran variedad de materiales muchos de ellos creados por los educadores y familias de forma artesanal, un aula de música, otra para archivo, un área de psicomotricidad y áreas verdes al aire libre.

Método por Proyectos (Pedagogía Killpatrick)

Las ideas pedagógicas de Killpatrick se basan en su concepción del pensamiento como ideas en continua innovación y progreso. Para él aprender es creación, porque ante cada situación nueva que la vida nos presenta nos vemos obligados a idear una nueva solución. Y para este aprendizaje es importante la colaboración de los otros para que se produzca la democracia, una característica fundamental de la educación.

Basándose en estas ideas pedagógicas, el método por proyectos se centra en un programa escolar experimental, en el que tengan lugar de forma sucesiva experiencias educativas.  El alumno avanza en su aprendizaje a través de proyectos experimentales de investigación que ellos mismos desarrollan en grupos y mediante un trabajo cooperativo desarrollando las habilidades sociales, la pertenencia a un grupo y la resolución de problemas en común.

Otra característica es que se someten a juicio las suposiciones o hipótesis que se generan para resolver la cuestión problemática, de manera que los alumnos evalúan objetivamente sus pensamientos y así se hacen conscientes de los actos que realizan.

Por Indira Retuerto
Pedagoga y educadora
www.pucherines.com

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *