Una nueva asignatura: el esfuerzo

Durante las vacaciones, he tenido un tiempo tranquilo para compartir con mis hijos. Estando a su lado, me he dado cuenta cómo han creciendo y definiéndose como personas. Personas que tienen sus propios criterios y sus propios ídolos o modelos a seguir.

Vivimos en la sociedad del bienestar, y sí, en general, los niños tienen cubiertas todas sus necesidades. Pero, ¿qué está pasando con esos valores o principios en los que nos criaron a nosotros?

Los niños de ahora son los niños de la inmediatez. Si quieren información, en Google la encuentran al segundo sin necesidad de desplazarse a ninguna biblioteca a buscarla, casi sin más esfuerzo que estar frente a un ordenador conectado a Internet. Esto es una gran ventaja para estar informado y encontrar todo tipo de puntos de vista sobre algún tema concreto. Pero no siempre esa inmediatez y facilidad es trasladable al mundo real.

Hay veces que nos topamos con escenas que nos horrorizan como padres, niños montando el número porque no se les da “YA” lo que quieren. Les cuesta entender que para conseguir lo que desean, tienen que ganárselo.

Los ídolos que muchas veces tienen como modelos son irreales y sólo se nos presenta su faceta ganadora o victoriosa. ¿Qué pasa con el esfuerzo y la dedicación previa a ese punto exitoso?

Sólo a través del esfuerzo se consigue el éxito, y esa enseñanza es responsabilidad de los padres. Sino será frustrante para ellos, cuando crezcan, darse cuenta de que no todo se consigue tan fácil como con un click.

Los objetivos que marca el colegio y fomentan las actividades extraescolares no se alcanzan sin esfuerzo. Nosotros como padres tenemos que asegurarnos que los niños se comprometan con los mismos animándolos en el día a día.

Como ya decía Picasso, al éxito se llega trabajando.

 

 

Nora-Kurtin2

Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *