Nuestros padres, sus abuelos

Hace unos meses recibí la carta de un abuelo que me emocionó mucho, y cuyo extracto podéis encontrar más abajo. Tomamos nota de su sugerencia y este mes lo hemos dedicado a los abuelos.

Muchos de nuestros padres pertenecen a una generación que trabajó muy duro para que tuviéramos lo mejor y no nos faltase nada… Ahora, ellos disfrutan de la posibilidad de jugar, reír y contar historias a sus nietos, echando de menos no haber tenido más momentos de esos con nosotros cuando éramos pequeños.

Yo misma soy consciente de que la presencia de mi madre es fundamental para mis hijos. Con ella comparto valores y criterios de educación de los niños. Pero lo más importante en esta relación abuela-nietos es la de su función como abuela. Su complicidad, sus mimos y sus tiempos. Esa forma de disculparlos ante los ojos de los padres. Ese amor incondicional que sólo lo da una abuela.

Desde esta reflexión y el agradecimiento a mi madre, yo, también como madre, quiero transmitir a mis hijos el respeto y el cariño hacia las personas mayores. Puede que no sean expertos en nuevas tecnologías, pero con su experiencia nos muestran la vida y sus momentos desde otra perspectiva. La sabiduría que da el paso del tiempo.

Queridos lectores, desde este editorial quiero invitaros no sólo a reconocer la ayuda que muchos padres nos prestan, sino también a disfrutar de la relación que tienen nuestros hijos con ellos, reconociéndonos un poco en cada uno.

 

 

Nora-Kurtin2Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *