Qué hacer en caso de accidente doméstico

La prevención es siempre la mejor opción, pero por muchas precauciones que tomemos los peligros existen y los accidentes ocurren, y saber cómo actuar ante un percance en el hogar puede ser vital para evitar males mayores e incluso salvar la vida de nuestros hijos.

En caso de accidente debemos llamar siempre al servicio de emergencias o trasladar al lesionado a un hospital o centro de salud, pero es fundamental saber cómo aplicar los primeros auxilios para poder reaccionar mientras llega el personal especializado.

En este artículo te contamos qué hacer ante los accidentes domésticos más comunes según la Asociación Españoña de Pediatria.


Intoxicación (por productos domésticos o medicamentos)

intoxicacion_productos_limpieza.istock_000027744412smallQué hacer:

  • Recoge lo que quede del producto posiblemente ingerido y su envase y llévalo contigo.
  • Recuerda con la mayor exactitud posible la hora de lo ocurrido.
  • Acude al centro de salud más cercano.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • Darle de beber agua, leche u otro producto.
  • Intentar provocar el vómito de la forma que sea.
  • No darle importancia y no consultar (algunas sustancias pueden ser mortales en dósis muy bajas).

 


Intoxicación (por gases)

Qué hacer:

  • Aleja al niño del lugar donde está el gas.
  • Hazle respirar aire puro (abre las ventanas o sal con él al aire libre).
  • Acude cuanto antes a un centro de salud.

Caídas y golpes (sin heridas)

Qué hacer:

  • Ponle algo frío donde se ha golpeado (por ejemplo, hielo envuelto en un trapo) para disminuír el dolor y evitar que se forme un hematoma.
  • Si se ha golpeado la cabeza pero no ha perdido el conocimiento, observa al niño durante 24 horas, si presenta sueño fuera de lo normal, camina o manipula con dificultad o vomita, acude al médico de inmediato. En caso de pérdida de conocimiento hay que llevarlo a urgencias inmediatamente.
  • Si le duele puedes administrarle paracetamol (recuerda consultar siempre la dosis con el pediatra).

Golpes en los dientes

Qué hacer:

  • Lavar la boca suavemente con agua y observar que daños se han producido.
  • Si se ha roto, buscar el fragmento de diente, guardarlo (en leche o suero fisiológico), y trasladar al niño a un centro odontológico (puede existir la posibilidad de pegar el trozo de diente con un ashesivo especial).
  • Si no se ha roto, pero se mueve o se ha desplazado, debes acudir con el niño a un centro odontológico.
  • Si falta algún diente, buscarlo y guardarlo en leche o suero fisiológico (o en saliva o líquido de lentillas, si no se dispone de los medios anteriores), mejor con hielos alrededor.
  • En caso de que el diente que se ha desprendido sea definitivo, si está limpio, se recomienda cogerlo por la parte más externa e implantarlo suavemente en su lugar.
  • Si el diente es definitivo, pero está sucio o nadie se atreve a reimplantarlo, guardarlo (evitando que se deshidrate) y acudir a un dentista lo antes posible, cuanto antes se realice la reimplantación, más posibilidades hay de que no se malogre el diente.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • Si el diente se ha desprendido, es importante no frotarlo para no eliminar la parte viva, la pulpa y el ligamento periodental, necesario para la supervivencia del diente.
  • En caso de que el diente que se ha desprendido sea de leche, no se debe intentar recolocar el diente, ya que se puede dañar el germen del diente definitivo.

Heridas

heridasQué hacer:

  • Lava bien la herida para quitar restos de tierra u otras substancias (con agua y jabón).
  • Seca la herida con compresas o gasas estériles con pequeños toques.
  • En caso de que haya objetos clavados, no los extraigas, ya que pueden estar taponando la herida y evitando el sangrado. Traslada al niño a un hospital lo antes posible.

 

  • Si la herida es grande y no deja de sangrar presiónala con apóstos estériles o un trapo limpio para parar la hemorragia, y acude a un centro de salud por si es necesaria la sutura.
  • Si la herida es profunda y se encuentra en una extremidad, levanta el miembro para ayudar a detener la hemorragia.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • No utilices algodón, alcohol, polvos o pomadas sobre las heridas.

Sangrado nasal

Qué hacer:

  • Aprieta la nariz haciendo pinza con el dedo índice y pulgar con la fuerza suficiente para que deje de sangrar (entre 5 y 30 minutos).
  • Si transcurrido ese tiempo la hermorragia no ha cedido, es aconsejable acudir a un centro de salud.
  • La posición del niño debe ser sentado o de pie, con la cabeza en la posición habitual.

Fractura o dislocación

Qué hacer:

  • Si es necesario transportar el herido, inmoviliza la parte lesionada con una tabla o cartón enrollado.
  • Si piensas que el paciente puede tener una lesión en la columna, no muevas al niños hasta que llegue el personal especializado.
  • En caso de fratura abierta, trata de detener la hemorragia con apósitos estériles.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • No trates de corregir la deformidad producida por la fractura o la dislocación, no intentes devolver el hueso a su lugar.
  • No le des alimentos o bebidas al paciente hasta que no lo vea un médico.
  • No des masajes sobre la zona afectada.

Esguince o torcedura

esguince_tobilloQué hacer:

  • Aplicar hielo en la zona.
  • En caso de que se trate de una pierna o un pie, elevar la pierna y evitar apoyar el pie en el suelo.
  • Colocar un vendaje que comprima, de forma moderada.
  • En función de la gravedad, se inmovilizará la zona.
  • En caso de que se observe deformidad de la articulación, imposibilidad inmediata para soportar la carga del peso del propio pie o presencia de un hematoma importante, es recomendable acudir a un centro de salud.

 

 


Quemaduras

Qué hacer:

  • Procura enfriar la zona lo antes posible para evitar que la quemadura progrese.
  • Si la piel se ha levantado, cubre la zona con una gasa estéril sin persionar.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • No pongas ninguna pomada sobre la quemadura.
  • No despeques la ropa de la piel.
  • No rompas las ampollas.

Descarga eléctrica

Qué hacer:

  • Si el niño no se puede desconectar, intenta separarlo con algún objeto de madera, plástico o goma.
  • Una vez desconectado, si el niño está consciente, trasládalo inmediantamente a un hospital.
  • Una vez desconectado, si el pequeño está inconsciente, pero respira, espera al servicio de emergencias.
  • En caso de que el niño esté inconsciente y no respire, practica inmediatamente la reanimación cardiopulmonar (RCP).

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • Mientras haya corriente no toque al niño directamente con las manos para que la descarga eléctrica no le afecte a usted.

Fuente: Sociedad Española de Urgencias de Pediatría


Atragantamiento

Qué hacer:

  • Si el niño se ha atragantado y respira bien, consulta con tu pediatra, sobre todo si tiene tos.
  • Si el niño se ha atragantado y respira con dificultad, acude a urgencias.
  • Si el niño se ha atragantado y no puede respirar, practica de inmediato la maniobra de Heimlich.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • No intentes sacar el cuerpo extraño con la mano o el dedo ya que puedes acabar introduciéndolo del todo. Usa la acción de la gravedad poniéndolo boca abajo para favorecer que el cuerpo extraño se caiga solo.

Ahogamiento

Qué hacer:

  • Sacar al niño con rapidez del lugar donde se ha producido el ahogamiento.
  • Si está consciente y respira, colócalo acostado de lado, para evitar que se obstruyan las vías respiratorias y favorecer la salida del agua.
  • Si el niño no respira se debe iniciar de inmediato una reanimación cardiopulmonar (RCP), mientras se avisa al 112.
  • Prevenir la pérdida de calor del niño, retirar la ropa mojada, secarlo y taparlo.

¡Cuidado! Qué no hacer:

  • Se desaconseja realizar maniobras de compresión abdominales para expulsar contenido líquido, salvo sospecha clara de obstrucción de la vía respiratoria por un cuerpo extraño aspirado.

Más información en la Guía práctica para padres de la AEP.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *