Previniendo la obesidad infantil

Los datos cada vez son más escalofriantes… España está a la cabeza de los países de Europa con esta enfermedad y es uno de los países donde la obesidad infantil ha avanzado más.

Cerca del 15% de los niños sufre esta patología, un dato que se ha cuadruplicado en los últimos 30 años. Cada vez nos acercamos más a los datos estadounidenses, que se encuentran alrededor del 17%.

El Ministerio de Sanidad tras investigaciones, observó que el 45% de los niños entre 6 y 10 años tiene exceso de peso, concretamente un 26% sufre sobrepeso y el 19% obesidad.

Sin duda viendo estos datos sólo tenemos que decir que parece que en la sociedad española falta cierta concienciación frente a esta grave enfermedad. Por ello queremos daros unas pautas de prevención, que creemos vitales y necesarias para combatir el sobrepeso y obesidad infantil.

Recomendaciones:

    • Un desayuno equilibrado. Se trata de una de las comidas más importantes del día y conviene hacerlo sentado y si puede ser en compañía. Es preferible tomar un zumo, lácteo, junto con unas galletas, pan o cereales.
    • Beber mucha agua. Siempre que se pueda se debe beber agua, y evitar sobretodo tantas bebidas gaseosas. Es recomendable los dos litros diarios.
    • Comer despacio. Las prisas y estrés tiende a que comamos con prisas. Tómate tu tiempo en la comidas, hazlo de forma relajada  y disfrútala rodeado de la familia.
    • Evita tanto bocata. Puedes sustituirlo por una pieza de fruta o un lácteo, será más saludable.
    • Frutas, verduras y legumbres imprescindibles de cada día. Deben estar presentes en nuestra dieta, ya que proporcionan nutrientes, vitaminas, minerales y fibra que nuestro cuerpo necesita.
    • Los integrales no son un tabú. Los productos integrales también son buenos para la alimentaci´n diaria, como la pasta, el arroz o los cereales. Tienen hidratos de carbono y nos aportan mucha energía para el día a día.
    • Hacer la compra en familia. Si la familia se implica en la compra, el menú semanal y en hacer la comida, auydará a enseñar a tus hijos a llevar una dieta sana.
    • Hacer ejercicio. El sedentarismo es un elemento negativo para esta enfermedad. Es necesario moverse y realizar alguna actividad física, ya sea ir al parque, ir caminando al colegio, bailar, etc. Consulta nuestros planes al aire libre.
  • Evitar la televisión. Debemos inculcar a nuestros hijos que el televisor y las videoconsolas no son la única forma de jugar. Incítales a salir fuera, conocer nuevos amigos y compartir experiencias.
  • Dormir y descansar entre 8 y 10 horas. Es vital respetar las horas de sueño de los niños, con las que descansen y puedan luego rendir mejor.
  • Comer cinco veces al día. Es necesario llevar un orden en los horarios de las comidas para el bien de nuestro cuerpo.
  • Cuidado con la sal y la comida basura. Intenta evitar el exceso de sal en la comidas como también las comidas precocinadas y comida basura, que sólo proporcionan grasas saturadas al cuerpo y no son buenas en una dieta sana. Consulta nuestras recetas
  • Un capricho de vez en cuando no es malo. En ocasiones especiales, como cumpleaños o fiestas, no pasa nada que los niños se den algún capricho, pero intenta que no abusen de ello.

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *