La crisis alimentaria afecta a los alimentos sin gluten

 

La crisis alimentaria afecta sobretodo a los alimentos sin gluten, pues cuando nos quejamos de las subidas de precio de los alimentos, la comunidad celíaca lo sufre en mayor medida que los que llevamos una dieta normal.

Los alimentos que una persona celíaca debe ingerir están sujetos a una dieta especial, en la que no reside el gluten. Éstos son sometidos en su fabricación a una serie de procedimientos especiales. Es por ello que los productos se encarecen frente a otros que podemos encontrar.

Desde hace tiempo las personas y familiares que sufren la celiaquía reivindican una alimentación más barata, ya que esta enfermedad hoy por hoy no tiene curación y su único tratamiento es la eliminación del gluten en la dieta.

Según cálculos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, basándonos en una dieta que contemple entre 2.000 y 3.000 calorías, el gasto extra en un celíaco se sitúa en casi 209€ al mes, lo que supone más de 1.600€ al año.

En países extranjeros, como el en Reino Unido, los celíacos reciben de sus médicos de cabecera recetas con las que poder adquirir los alimentos de forma más económica e incluso, dependiendo de la edad, los alimentos pueden llevar a ser gratuitos.

En la actualidad la comunidad celíaca solo puede optar a encontrar por parte de la industria agroalimentaria, etiquetas con información fehaciente sobre el contenido de los productos de alimentación.

Se está trabajando además en la investigación de esta enfermedad, para poder crear un biosensor capaz de detectar de forma precoz la intolerancia al gluten y capaz de realizar un seguimiento de progresión de la misma. E incluso, analizar la dieta que realizan las personas que sufren esta intolerancia y qué reacciones les puede provocar los alimentos contemplados en la dieta.

Pero sin duda la población sigue insistiendo en que una alimentación sin gluten se iguale económicamente a una dieta en una persona normal.

También te puede interesar: