Envuelve ahora tus alimentos en envases coloridos, originales y decorados por los niños. Vuestro tupperware será reconocido al instante esté donde esté.

Materiales:

Envases de plástico desechables
Colores permanentes

Paso a paso:

1. Aseguraos de que el recipiente está limpio y seco.

2. Haced un dibujo en las superficies exteriore con sencillos y lúdicos dibujos.

3. Si queréis darle un efecto más divertido, podéis decorar la parte inferior, y el niño la descubrirá mirando a través del recipiente vacío cuando termine su almuerzo.
Si escribís texto, recordad hacerlo con las palabras al revés para que sea legible del derecho.
Si los dibujos se desvanecen después de múltiples lavados, sólo tenéis que volver a pintar.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *