25 maneras de proteger a nuestros hijos

Cuando los niños aprenden a hablar, puedes comenzar a enseñarles algunas reglas básicas de seguridad.

EN CASA

1. Enseña a tus hijos cuáles son sus nombres completos, dirección y número de teléfono de casa. Asegúrate también de que sepan tu nombre.

2. Asegúrate de que tus hijos sepan cómo comunicarse contigo en el trabajo o en tu teléfono móvil.

3. Enseña a tus hijos cómo y cuándo usar el 112 y asegúrate de que haya un adulto en quien puedan confiar y a quien puedan llamar si tienen miedo o en caso de emergencia.

4. Instruye a tus hijos a que mantengan la puerta cerrada con llave y no la abran para hablar con nadie si están solos en casa. Establece reglas con tus hijos acerca de recibir visitas en casa y cómo contestar el teléfono cuando tú no te encuentres en casa.

5. Escoge a las cuidadoras/es de tus hijos con cuidado. Obtén referencias de familiares, amigos y vecinos. Una vez que hayas escogido a su cuidador llega un día sin avisar para ver cómo están tus hijos. Pregunta a los niños cómo fue su experiencia con la persona que los cuida y escucha atentamente sus respuestas.

EN INTERNET

6. Aprende acerca de Internet. Cuanto mejor sepas cómo funciona Internet, mejor preparado estarás para enseñar a tus hijos los posibles riesgos. Consulte los consejos de la policía para obtener más información sobre la seguridad en Internet.

7. Coloca el ordenador familiar en un área común y no en la habitación de los niños. Además, supervisa el tiempo que tus hijos pasan en línea, los sitios web que visitan, y establece reglas para el uso de Internet.

8. Infórmate acerca de otros accesos que podría tener tu hijo a Internet en la escuela, bibliotecas o en casa de amigos.

9. Usa configuraciones de privacidad en redes sociales para limitar el contacto con usuarios desconocidos y asegúrate de que los nombres de usuario no revelen demasiada información sobre sus hijos.

10. Anima a tus hijos para que te digan si encuentran algo online que les hace sentir tristes, asustados o confundidos.

11. Aconseja a tus hijos que no publiquen información inapropiada, reveladora, o fotos suyas o de sus amigos en Internet.

EN EL CAMINO AL COLEGIO Y DE VUELTA

12. Acompaña a tus hijos hasta la escuela y desde ésta, reconociendo sitios conocidos y los lugares seguros donde pueden ir si alguien los está siguiendo o si necesitan ayuda. Si tus hijos viajan en autobús, ve a la parada con ellos para asegurarte de que sepan qué autobús deben tomar y el camino a casa.

13. Recuerda a tus hijos que deben ir acompañados de un amigo siempre que vayan a la escuela a pie o en bicicleta. Y, recuérdales que permanezcan en grupo en la parada del autobús.

14. Advierte a tus hijos que no acepten nunca que alguien los lleve, a menos que les hayas avisado antes de quién puedo hacerlo.

FUERA DE CASA

15. Haz un recorrido a pie con tus hijos por el vecindario y diles qué casas pueden visitar sin ti.

16. Recuerda a tus hijos que pueden decir NO a cualquier cosa que les dé miedo, les haga sentirse incómodos o confundidos, y enséñales a que te digan si algo o alguien les hace sentir así.

17. Enseña a tus hijos a pedir permiso antes de salir de la casa.

18. Recuerda a tus hijos que no deben caminar ni jugar solos afuera.

19. Enseña a tus hijos que nunca deben acercarse a ningún vehículo, esté o no ocupado, a menos que conozcan al conductor y estén acompañados de un adulto en quien confíen.

20. Practica situaciones hipotéticas y pregunta a tus hijos cómo responderían. “¿Qué harías si te cayeras de la bicicleta y necesitaras ayuda? ¿A quién se la pedirías?”

21. Enseña a sus hijos a que te informen si hay algún cambio de planes.

22. Durante las salidas familiares, establece un lugar central, fácil de encontrar, para reunirse en caso de que os separéis.

23. Enseña a tus hijos a encontrar ayuda en los parques de diversiones, estadios deportivos, centros comerciales y otros lugares públicos. También, a identificar a las personas a quienes pueden pedir ayuda, como policías uniformados, guardias de seguridad o personal de las tiendas con identificación. Puedes escribir tu teléfono móvil en su brazo, si es pequeño y no lo sabe, para que, en caso de que se despiste, te puedan localizar.

24. Ayuda a tus hijos a reconocer y evitar posibles riesgos de manera que aprendan a cómo lidiar con ellos en caso que algo les suceda.

25. Enseña a sus hijos que si algún desconocido trata de llevárselos o les pide que se vayan con ellos, deben hacer un escándalo y hacer todo lo posible por llamar la atención y escaparse ya sea pateando, gritando, y resistiéndose.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *