Los médicos dicen no a la comida basura

Muchas veces la publicidad cambia los hábitos de las personas, y ni el consejo de los médicos nos sirve para modificarlos. Pero sin duda, un profesional, siempre es un buen referente y su opinión es de gran importancia.

Los médicos han querido advertir públicamente de los contras que tiene la comida basura en nuestros hábitos alimenticios, intentando así que la sociedad lleve una vida más saludable.

En el Reino Unido, cirujanos, psiquiatras, pediatras y médicos de todas las especialidades se han unido para lanzar una campaña contra la obesidad, que afecta cada vez a más niños en todo el mundo, y han centrado sus críticas en las marcas de la llamada “comida basura” o “comida chatarra”.

Los médicos de la AoMRC del Reino Unido, han pedido que marcas como McDonald’s o Coca-Cola no patrocinen ningún acontecimiento deportivo, publicitando comida insana para la población.

Según el organismo que representa a todos los médicos del país considera que para poder disminuir la tasa de obesidad de la población es necesario llevar a cabo unas medidas contundentes que erradiquen este tipo de publicidad irresponsable por parte de grandes compañías de alimentación.

Actualmente numerosas webs infantiles o medios han hecho publicidad de comida basura. Los estudios revelan que en un futuro los niños de hoy serán adultos obesos. Lo cual supondrá un aumento de los infartos, enfermedades del corazón o cáncer…

A día de hoy aún tenemos tiempo para cambiar estos hábitos sobretodo en nuestros niños y en su futuro. Desde el Reino Unido los médicos han elaborado una serie de propuestas que opten más por salvar vidas en vez de proteger los beneficios de las grandes empresas:

  • Se pide que en las zonas alrededor de los colegios no exista ni se permita la publicidad de comida basura.
  • La prohibición de que famosos y personajes de animación puedan publicitar comida y bebida insana para los niños.
  • A los fabricantes de productos alimenticios se les pide que especifiquen claramente en sus productos los datos sobre calorías, azúcar, sal y grasa.
  • Y proponen al Gobierno que imponga el denominado “impuesto sobre la grasa” que se ha aplicado en algunos países escandinavos, con el que se penaliza a aquellos que consumen productos considerados insanos.

Desde Sapos y Princesas esperamos que el problema de la obesidad infantil se erradique, pero sin duda está en nuestro día a día como padres, enseñar a nuestros hijos a llevar una alimentación sana y a practicar deporte para así tener un futuro mejor.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *