Los restos romanos de Toledo

Toledo es una ciudad con un pasado musulmán y judío muy marcado pero no hay que olvidar que anteriormente, Toletum, fue una gran ciudad romana y que por ello está repleta de restos romanos que merece la pena visitar.

  • Circo romano: las ruinas del circo están situadas en la Vega Baja a ambos lados de la avenida de Carlos III. El complejo fue construido en el siglo I y se piensa que pudo llegar a albergar a más de 13.000 espectadores. Funcionó hasta el siglo IV momento en el que se abandonó y poco a poco fue siendo saqueado y utilizado como cementerio e incluso como cobijo para vagabundos en el siglo XVIII. Actualmente forma parte del parque Campo Escolar.
  • Restos del Acueducto Romano: un complejo cuya función era la de traer, almacenar y evacuar agua. Los restos visibles están próximos al Puente de Alcántara (también de origen romano).
  • Bóvedas romanas del Nuncio Viejo: En el entorno de estos sótanos están ubicadas las termas romanas y las cisternas de la red de distribución del agua. El visitante podrá contemplar la importancia del sistema de muros y bóvedas que tan importante era para el buen funcionamiento de todo el entramado hidráulico de la ciudad.
  • Termas romanas de la Plaza de Amador de los Ríos: estos restos permiten al visitante darse cuenta de la importancia que tuvo la ciudad de Toletum en la época romana.
  • Restos romanos de Alfonso X: conocidos popularmente como “Los Sótanos de Hacienda” el trabajo arqueológico ha permitido conocer que el espacio estaba formado por tres galerías con bóveda, la central mayor que las ambos lados. Los restos forman parte de los que se piensa fue la red que suministraba el agua al complejo termal de la Plaza de Amador de los Ríos y que data de finales del silgo I d. C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Toledo
Calle Consistorio, 1, 45002 Toledo
Cómo llegar

Edad: todas

Precio: gratis